Ultima Actualización: domingo 31 mayo 2020  •  05:44 PM

Hijo y obispo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 3 septiembre 2019

Quiero tocar este tema sobre el papel que tienen los padres en la casa, me refiero al papá, al hombre de la casa que ha de tener siempre su puesto. Con frecuencia cuento esta anécdota de mi papá. Papá me acompañaba muchas veces en mis visitas pastorales. Cuando yo iba a las visitas pastorales yo era el obispo y ocupaba el primer puesto de cabeza en la mesa, pero en mi casa papá siempre ocupó su puesto de padre; en mi casa yo era el hijo y en las visitas pastorales yo era el obispo, y tantas veces me aconteció que llamando a papá por teléfono yo no le pedía la bendición. Cuando él estaba molesto conmigo me decía ‘Ramón’; si estaba bien me decía ‘Ramoncito’; cuando no le pedía la bendición, él me decía ‘la bendición Ramón’, y yo me llevaba y le decía ‘la bendición papá’.

La bendición del papá es necesaria. Cuando se la pedía me decía ‘Dios te bendiga hijo mío’, y después me decía ‘ahora dame tu bendición de obispo’. Hay una bendición de papá que siempre es necesaria y hay otra bendición que es la del obispo: Hijo y obispo.

Hasta mañana, si Dios,
usted y yo lo queremos.