Ultima Actualización: domingo 25 agosto 2019  •  08:00 AM

Ludwig Zeller, artista surrealista

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 8 agosto 2019

Fue artista plástico, curador, traductor, trabajó la ilustración y el collage, pero la poesía fue lo que más le interesó desde niño,  y por esta y sus dibujos y pinturas ha recibido el reconocimiento de su natal Chile y del mundo artístico internacional. Sus biógrafos resaltan que su búsqueda de libertad en la creación trascendió las fronteras y los formatos de producción artística convencionales, factor que lo vinculó al surrealismo.
    
Armando González Torres, poeta y ensayista, en su estudio sobre la obra de Zeller, destacaba como una de sus obras vitales, el poema “Mujer en sueño” (1975), “de largo aliento donde se celebra el amor en todas sus facetas: el enamoramiento súbito, el erotismo, el magnetismo animal, la calentura, las leyes de la atracción, la belleza, la crueldad, en fin, todas las facetas de ese sentimiento”. 
    
Ludwig Zeller (1927-2019) nació en Calama, Chile. En 1952 fue curador en la Galería de Artes Plásticas del Ministerio de Educación de su país, trabajo que le permitió estar en contacto con los poetas del grupo Mandrágora y con otras personalidades de la época ligadas al surrealismo. En los años setenta abandonó Chile y se instaló en Toronto, Canadá, y luego, en 1993 eligió el estado de Oaxaca, en México como lugar de residencia hasta su muerte el pasado 1 de agosto,  y en donde permanecerán sus restos.
    
Sobre la poesía decía que “la verdadera poesía subsiste a través de los siglos, y que en el ejercicio de ésta lo primordial es crear una cosa que sea absolutamente precisa”. Confesaba que para él el escribir poesía se daba de forma tan natural que así había conseguido hacer una veintena de obras. Entre ellas: Los elementos (1953), Los placeres de Edipo (168), 50 collages (1980), Zeller sueño libre (1993), El embrujo de México (2003)…   
    
El surrealismo es un movimiento de arte y literatura que nació en Francia en el año 1924, y que tuvo su origen a partir del Dadaísmo, y que consistía en la expresión del pensamiento de una manera “espontánea y automática”, y que únicamente debía ser regulado “por medio de los impulsos del subconsciente, y sin prestar atención a la lógica o a la negación de las normas morales o sociales previamente establecidas”.             
Aunque nació como un movimiento literario logró introducirse en la pintura, en la es cultura y en el cine. Salvador Dalí, es uno de los supremos exponentes del surrealismo español. 
   
América Latina tiene en Ludwig Zeller a uno de los máximos representantes del surrealismo. Finalmente, Cultura viva rinde este sencillo y sincero homenaje a este gran artista chileno de dimensión mundial.