Ultima Actualización: lunes 28 septiembre 2020  •  08:15 PM

Defender y oponerse

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 18 julio 2019

Sucede que con la Iglesia, al tomar posiciones frente a los problemas, la reacción pública es que se opone, y habría que decir que la Iglesia defiende.

En tiempos de la colonia, cuando la Iglesia, en la persona de fray Antón de Montesinos, defendía los derechos de los indígenas, los españoles de entonces decían que la Iglesia, los dominicos, se oponían a las leyes que ellos tenían y les obligaban a cambiarlas; incluso los expulsaron. En tiempos de Trujillo, en aquella célebre Carta Pastoral, se decía que la Iglesia se oponía al Jefe, cuando lo que hacía era defender a los jóvenes maltratados por Trujillo.

Utilicemos el lenguaje apropiado: la Iglesia defiende la vida, los niños no nacidos, la familia. La Iglesia defiende algunos y tanto en tiempo de los españoles como de Trujillo se percibe como oposición.

El lenguaje concreto es el real: hablemos de defender, no de oponerse.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.