Ultima Actualización: domingo 31 mayo 2020  •  05:44 PM

Hechos de una reelección

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 16 julio 2019

En esta semana recién transcurrida, se dio una situación que ya entendemos era esperada, o al menos, se estaba provocando para ello. Hace tiempo a nuestro estimado y apreciado compueblano, José Ramón Monchy Fadul, le habíamos expresado que la reelección se le había pasado el tiempo. 
    
Esto de arriba, porque en política hay situaciones que deben ejecutarse en el momento como una estrategia, ya que el tema se había bailoteado demasiado desde hace largo período, desde el año pasado. 
   
A nivel de posición, desde el punto de vista táctico, debieron fijarla hace mucho, quizás en el mismo mes de marzo cuando el propio presidente lo marcó y expresó en aquella entrevista con Jatna -que sorprendió a todos-, y la misma fue ideada para iniciar y comenzar a montar ese deseo de reelegirse. Sin embargo, estamos a mediados de mes y nunca fue introducida, por el contrario han querido jugar con el silencio y la incertidumbre de mala manera, poniendo al país en un limbo. Y sobre todo, creando la mayoría de las respuestas que hoy salen a relucir, interna y externamente. 
    
Además, permitieron que muchas situaciones de tipo económico y social, intervinieran, la sequía y su respuesta; apagones; el caso de los turistas; la situación de los fiscales y su elección; la del Consejo Nacional de la Magistratura y la forma en que se dio el caso de Miriam Germán; el caso David Ortiz; delincuencia más arreciada; la decisión del caso Odebrecht; lo de Punta Catalina; y póngale suspiró al bizcocho con las declaraciones del señor Pompeo, para ponerle la tapa al pomo.
    
A propósito de esto último, se dio la grosera injerencia de EEUU nueva vez en asuntos de procesos políticos y que violan soberanía. De la misma forma como hicieron hace un tiempo en el de Venezuela.  Nadie se mete en asuntos domésticos contra los intereses norteamericanos, pero esto no se cumple igual desde allá hacia otros países.  El actual mandatario, pensó, que apoyando el plan norteamericano contra Maduro, podía llamar atención de buena manera hacia el Departamento de Estado.  Pero por lo visto, todo ha sido en vano, le han pagado con la misma moneda a su intención de volver para el 2020.
    
Ahora bien, el tema sobre la reelección los estrategas del grupo de Danilo perdieron mucho tiempo para, primero, que el mandatario expresara de forma clara lo que ya sus seguidores anunciaban y amagaban. Segundo, dejaron que el momentum se les fuera de las manos y que muchos factores se colocaran en contra de la misma. 
    
Ya el tópico histórico de la reelección y la reforma, han traído y siguen trayendo nefastas consecuencias para el país, porque lo que se busca es un beneficio particular no colectivo, y eso no ha cambiado desde los inicios de la República.  Y algunos de los que están en contra de la re postulación, anteriormente la han alentado y profesado y han hecho lo mismo con la Carta Magna.  En todo esto, nada se trata de asuntos o diferencias ideológicas, sino solo de intereses circunstanciales. 
    
Habría que ver si luego de lo expresado por el Departamento de Estado, el presidente decide continuar con lo que ya sus seguidores más fieles han estado alentando; o si por el contrario, hace como que nunca mostró esa intención, pero se vería que todo ha devenido luego de la injerencia,  disfrazada de “consejo”. 
    
Tenemos la creencia de que un sector del Departamento de Estado norteamericano no quiere al PLD al frente del país, algo que viene desde lejos por afectar intereses económicos como hechos que generaron los Tucanos y Odebrecht, eligiendo empresas que no eran de ese capital económico.  Y lo último, en las relaciones establecidas con China.
    
Exponemos algo que escribió Melvin Mañón, en el digital Acento.com, titulado: “Juego trancado”, el día previo a las declaraciones del encargado del Departamento de Estado, estableció, lo siguiente: 
    
“La embajada de los Estados Unidos ha estado contactando dirigentes políticos y legisladores para advertirles que si se prestan a secundar esos planes de Medina se exponen al disgusto americano y a posibles sanciones y persecuciones legales por corrupción.  No tenga el lector de estas líneas la más mínima duda de que eso ha estado ocurriendo y de que eso es lo que ha hecho la diferencia hasta ahora”. 
    
Al parecer el articulista Mañón tenía clara la participación de los EEUU en todo esto, porque como expresamos, esto fue un día antes de lo de Pompeo.
En todo esto que hemos explicado, los intereses norteamericanos, utilizaron el mismo método que con otros países, la injerencia,  teniendo como motivo la reelección de Medina para recordarle que las manos que dan esperan.