Ultima Actualización: domingo 21 julio 2019  •  12:00 PM

Como si fuese hoy

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 9 julio 2019

Ahora que se habla nueva vez de Punta Catalina y que ha salido a relucir los treinta y nueve millones de dólares más que lo relacionan con soborno, recordé de inmediato, aquella denuncia que realizara para entonces, diputada, Minou Tavárez Mirabal, con el actual Vice- presidente de la CDEEE, Rubén Bichara, a propósito precisamente de esa mega obra, y que generó una desagradable discusión pública, en la que éste último, sin argumentos, detractaba a la primera.  Hoy, cuando sale a relucir un nuevo escándalo sobre coimas, es como si la verdad viniera a darle la razón a esta dirigente política y le ratifica razón sobre lo que hace más de cuatro años había advertido.  

En aquella oportunidad escribimos un artículo titulado, “Más allá del soborno”.  Entre otras cosas expusimos, lo siguiente:
    
“Esto fue algo parecido de lo que sucedió con el caso Odebrecht, hace tres años, cuando hubo una denuncia de la entonces diputada, aun siendo del PLD, Minou Tavárez Mirabal, hizo un llamado de alerta sobre los recursos destinados para Punta Catalina y la implicación de la empresa brasileña, sin embargo, lo único que recibió fue una andanada de insultos y desconsideración del presidente de la CDEEE, el ingeniero Rubén Bichara, sin embargo, no se encendieron las alarmas por las instituciones llamadas a evitar lo advertido”.

 “Cuando desde el año pasado comenzó hablarse del tema Odebrecht y la situación de las diferentes obras y sobretodo de la obra cumbre del gobierno como lo es Punta Catalina, siempre me llegaba a la mente aquella discusión ocurrida hace más de dos años entre la entonces diputada del PLD, Minou Távarez Mirabal y el actual, Vice presidemte de la CDEEE, Rubén Bichara.  La primera denunció, que: " la licitación para la compra de las plantas a carbón de Punta Catalina, fue sobrevaluada".  Luego de esto, todo se  desarrolló de la manera siguiente:  

“Señor Bichara, usted tiene 200 millones de razones para cuidar mejor a la persona que debe proteger y con este tipo de exabruptos, no la defiende”. “La respuesta del segundo, no se hizo esperar, y respondió: “De verdad no tengo tiempo para analizar lo que pueda decir Minou, para mí una persona que viva de un apellido, que no trabaja y que se ha convertido en critica de todo y hacedora de nada no puede merecer que yo le dedique tiempo”.  “La entonces legisladora reiteró: "que la sobrevaluación de la Planta de Punta Catalina se convertirá en “el Sun Land y los aviones Tucano, multiplicado” del gobierno del presidente Danilo Medina". "La sobreevaluación de las plantas de carbón costaría a cada hogar dominicano 236 pesos mensuales durante los próximos diez años".  

"¿Que ha cambiado desde entonces?”  “Lo que ha cambiado, dijo entonces: es que Odebrecht está sometida a una investigación en Brasil, un alto ejecutivo está preso y se cuestionan los negocios de la empresa en Panamá, Colombia, Ghana, y la República Dominicana".
    
“Seguía afirmando la entonces dirigente del PLD, lo que sigue: "En lugar de insultar, el señor Bichara debería hacer públicas las razones con las que convenció al diputado Carlos Gabriel García, para que retirara la solicitud de investigación  sobre la licitación en la Cámara de Diputados que provocó la suspensión de la investigación justo cuando debían declarar los dos integrantes de la Comisión de Licitación que se negaron a firmar".
    
“Ahora que desde la semana pasada ya el Ministerio Público dio a conocer un listado de imputados por el aspecto de los sobornos y otros cargos, y viendo lo que he indicado más arriba, hay interrogantes que surgen”:

“¿Por qué razón no existen imputados de los períodos 2012 al 2014, que corresponde a una de las mayores obras de Odebrecth, como Punta Catalina?”
“¿Por qué la Cámara de Cuentas hace unas semanas declaró que realizaría auditorías a todas las obras de esa empresa señalada, menos la de Punta Catalina, dizque esperar se complete su ejecución?”
    
¿Cuál era el fin de los sobornos? ¿Las sobreevaluaciones? ¿Algún motivo u objetivo debían tener los primeros? ¿Por qué se pagaban sobornos? ¿Para obtener solamente los concursos de las obras? ¿Eran las sobreevaluaciones las contrapartidas de los sobornos?
¿Por qué si en las sobreevaluaciones existen mayores recursos perdidos por el Estado Dominicano, que en los mismos sobornos, no se procede a investigar los mismos?  ¿Las sobreevaluaciones tienen un hilo conductor con los sobornos, de modo que tengan una relación directa?

Cualquiera pensaría que este artículo citado fue redactado para este tiempo, sin embargo, se trató de una denuncia que no se le ofreció importancia en el momento, y hoy cobra tanta fuerza, como ayer.  Es como si fuera escrito hoy.