Ultima Actualización: domingo 16 junio 2019  •  09:48 PM

Una oposición sin estrategia y el pleito Danilo-Abel

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 8 abril 2019

Varios compañeros periodistas me preguntaron si la postura de los miembros de la oposición en el Consejo Nacional de la Magistratura, de no asistir al acto de juramentación de los miembros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) fue correcta o no, a lo que les respondí de inmediato, sin pensar una milésima de segundo, que totalmente desacertada.

 ¿Y por qué fue desacertada esa decisión? Porque las elecciones presidenciales, del Congreso y municipales no se ganan en los tribunales dominicanos.

En 1994, el líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), doctor José Francisco Peña Gómez, logró la modificación a la Constitución de la República, alegando una fraude electoral a cargo del entonces gobernante Partido Reformista Social cristiano (PRSC), doctor Joaquín Balaguer, lo que condujo a la reducción de dos años el naciente período, que concluiría en 1996, en vez de 1998.

En 1996, como se pactó constitucionalmente, Peña Gómez perdió las elecciones de Leonel Fernández, quien gobernaría el país por 12 años, reelecto.

No hay un solo caso registrado que la SCJ haya anulado unas elecciones presidenciales, especialmente cuando esa era una facultad total de ese organismo.

Las elecciones se ganan en los barrios, los campos y el Distrito Nacional ¡No hay otros lugares! Hay políticos que no tienen la debida popularidad para ganar elecciones, pero quieren justificar que se las roban en la Junta Central Electoral (JCE), la SCJ, el Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior  Electoral.

Para no seguir con este tema, debemos decir que el senador José Ignacio Paliza, presidente del Partido Revolucionario  Moderno (PRM),  y la diputada Josefa Castillo, hicieron el ridículo con no participar del acto de juramentación de los magistrados de la SCJ.

Ahora esos magistrados consideran a esos dirigentes políticos como sus adversarios, aunque por prudencia y respeto a la Constitución, no lo dicen.  ¡Ahí, ni en ningún otro estamento judicial, se gana elecciones!

Lo más correcto sería que pidan excusa, porque sin analizarlo, ellos están sumando más votos, directos o indirectos, a planes reeleccionistas del sector que lucha por la continuación en el poder del Presidente Danilo Medina. ¡Que parece es la mayoría!

Pensamos que el balance para dirigir los principales partidos políticos en el país, está desequilibrado. Y en este país, la percepción que se tenga de un líder, es determinante. No creemos que hay un equilibrio de liderazgos entre el doctor Leonel Fernández Reyna, Danilo Medina y José Ignacio Paliza. ¡No es lo mismo escuchar un discurso de Leonel Fernández o Danilo, que  uno de  José Ignacio Paliza!

El PRM cometió un error el sacar de la presidencia a Andrés Bautista, aún con la implicación de haberse favorecido de contratos de la Odebrecht. La percepción, en la medición de liderazgos, favorece a Andrés Bautista. Hipólito Mejía, con sus jocosidades y ex presidente de la República, también pudo ser la diferencia.  

Pero peor de los pleitos lo mantiene el alcalde Abel Martínez con el Presidente Danilo Medina. Hay que recordar que Abel Martínez ganó la Alcaldía Santiago en las elecciones del 2016, pero Danilo perdió las presidenciales. El liderazgo de Abel Martínez no le sirvió al Presidente Medina. Ambos están enfrentados desde antes de esas elecciones.

Como Presidente, Medina, que es un extraordinario estratega, no le está haciendo caso a ese problema y sigue trabajando por el desarrollo de Santiago, asfaltando calles por toda la ciudad, disponiendo obras, protegiendo a los transeúntes con la construcción de vallas metálicas y otras medidas oficiales, sin pensar en Abel Martínez.

Parece indicar que el gobernante piensa que le va mejor con cualquiera otro para ese  cargo. Y como la Alcaldía de Santiago parece que quedará entre las que controlará el Comité Político, ésta podría convertirse entre las más apetecidas por los danilistas. ¡Es asunto de golpear al adversario!

Los opositores al PLD deben ponerse a trabajar para sumar votos, en virtud de que esa organización terminará unida, no importa lo que ocurra con las candidaturas, debido a que el líder que tome la decisión de abandonar la organización, se irá solo. ¡Así de simple!

Basado  en las puntuaciones que les atribuyen las encuestas a los aspirantes de la Alcaldía Municipal, el sector Danio Medina tiene mayoría. La última encuesta publicada, de las que sí pueden confiar los lectores, le otorga una puntuación de 27 puntos a Abel Martínez y 23.5 a Silvio Durán. A los danilistas se les sumarían los votos de Fernando Rosa, para tener el control interno.

¡Y los danilistas, con la concentración provincial del domingo en la Gran Arena del Cibao, la cual resultó muy pequeña para la cantidad de seguidores del Presidente Medina, lucen humillantes.

Para la oposición política, no hay, hasta este momento, ninguna posibilidad de ganar las elecciones municipales ni la senadoría y la mayoría de diputaciones, según se observa, parece que quedará bajo el control peledeísta. ¡Pero hay que seguir esperando!

 Gracias por leernos.