Ultima Actualización: jueves 17 octubre 2019  •  03:54 PM

Julio Cesar Valentín merece presidir el Senado

Publicado por Redacción  x  |  Editorial |  sábado 19 julio 2014

En los próximos días las cámaras legislativas se aprestan a elegir nuevos bufetes directivos y ya sabemos que el Senado estrenará un nuevo presidente, con la decisión de no reelección del actual incumbente.

 

Se sabe de un activismo febril de varios aspirantes en busca de esa importante posición y nosotros cerramos ligas con el santiaguense Julio Cesar Valentín, que desea ser seleccionado para ese importante puesto.

 

Muchas razones nos inducen a adoptar esa posición que compete a la alta dirigencia del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, en especial a sus dos figuras principales, Danilo Medina y Leonel Fernández.

 

Llevar a Julio Cesar Valentín a dirigir ese hemiciclo, no es un premio a su persona, sino colocar en una posición importante a un representante de la provincia de Santiago, cuando ésta más necesita de gente que la defienda en las altas instancias del poder.

 

Posiblemente nunca antes los santiaguenses nos hemos sentido tan desamparados y pocos voceros calificados para reclamar mayor atención a nuestras urgencias que en esta hora, por lo que necesitamos con urgencia de voceros autorizados en el Estado.

 

Cuando presidió por varios años la Cámara de Diputados, Valentín siempre estuvo pendiente de reclamar obras y soluciones para sus compueblanos, lo que le granjeó el respeto de su comunidad.

 

Poe ello, entendemos, que si llega a presidir el Senado de la República, como esperan amplios sectores santiaguenses, vuelva a ser como el Bautista, “la voz que clama en el desierto”, en estas circunstancias cuando el gobierno municipal aquí vive dando tumbos.

 

Creemos que los sectores influyentes de esta provincia pueden diligenciar ante las altas instancias peledeístas y gubernamentales, para que ese santiaguense aguerrido asuma la conducción del Senado a partir del 16 de agosto próximo.

 

Si es así, todos y todas saldremos gananciosos y esta provincia recibe el respeto que merece en las esferas oficiales.