Ultima Actualización: viernes 18 octubre 2019  •  12:59 PM

Amaury con “Los cacatuses”

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 26 noviembre 2018

Cada sábado un grupo de santiaguenses nos reunimos en un patio mágico, alegre y colorido. Conversamos sobre política, derecho, literatura, cultura, deportes, música y de todo lo que se nos ocurra. Hablamos con libertad. Cada cual defiende su postura y respeta la de los demás. En la diversidad de las ideas está nuestra riqueza. 

Nuestro nombre: “Los cacatuses”. Surgió cuandoun arácnido gigante apareció orondo en medio de los debates. El intruso pretendía opinar y lo hacía gesticulando con sus peludas patas, pero lo que logró fue una estampida de los presentes, jurando algunos que jamás volverían, promesa que, evidentemente, no cumplieron.

La semana pasada nuestro invitado fue el gran cantautor cubano Amaury Pérez. La tertulia fue extraordinaria. Observamosal ser humano con sus luces y sombras y al hombre miembro de la élite artística hispanoamericana. Amaury es, además, escritor, guionista, conductor de radio y televisión. Comparto con ustedes algo de lo que nos expresó.

Me agradó el respeto y admiración que le tiene a nuestro Juan Luis Guerra. Me impactó saber que en varias universidades de la República Popular China enseñan el idioma español con las canciones de Juan Luis Guerra, Silvio Rodríguez y del propio Amaury.

Nos relató que la primera vez que lo trató fue una noche en el hogar del dominicano. Había varios famosos del espectáculo, entre ellos José Antonio Rodríguez. Nos contó que allí, luego de varias copas, hubo un hambre colectiva y lo único que tenía Juan Luis en el refrigerador era un poco de arroz con dos huevos. Con eso cenaron todos.

Amaury resaltó la importancia de la lectura en el desarrollo de la personalidad, lamentando de que cada vez se lee menos. Nos narró sus experiencias junto a Juan Bosch, del que conocecasi toda su obra. Nos deleitó con sus vivencias junto a Gabriel García Márquez, Mario Benedetti y José Saramago. 

No podía faltar mencionar a Silvio Rodríguez, a quien prácticamente idolatra. Lo definió como un “guajiro tímido, que cuando empieza a cantar se olvida del mundo”. Nos hizoanécdotas sobre Pablo Milanés, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Chico Buarque, Luis Eduardo Aute y Sonia Silvestre.

“Los cacatuses” nunca olvidaremos ese momento junto al autor de “Amigos como tú y yo”, “Acuérdate de abril”, “Murmullos”, entre otros éxitos. Y finalizo con esta oda al optimismo: “No lo van a impedir las soledades, a pesar del otoño, creceremos. Creceremos”.