Ultima Actualización: martes 20 noviembre 2018  •  10:00 AM

Otra enseñanza

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 11 septiembre 2018

Hace más de un mes se llevó a cabo en la Pucmm, una especie de Foro para tratar las principales problemáticas sociales de nuestro país y nos tocó exponer en la mesa que tocaba el tema en el ámbito social. Este evento fue organizado por la Pastoral. 
    
Dentro de esta actividad y en lo que correspondía al aspecto social, se tocó el tópico de los feminicidios y de las vertientes analizadas y una de ellas fue, el hecho de que había que buscar la manera de profundizar aún más el tratar de dirigir políticas también hacia los hombres.  Que se concientizara a los padres, familias, comunidades, en fin, a la sociedad en sentido general, de que debe cambiarse la manera en que estamos educando a nuestros varones.  
    
Asimismo, que solamente estamos concentrando los esfuerzos en el aspecto de la mujer, pero no se está llevando a cabo el análisis del comportamiento y conducta del hombre, fuera de que está siendo formado dentro del contexto de una sociedad machista y que favorece, como si fueran derechos, el  hecho que el hombre tiene privilegios por encima de la mujer que superan hasta la dignidad.
    
Cuando uno sigue viendo casos lamentables y penosos como el de la ciudadana de origen rumano, Andreea Celea, es para pensar que al igual que miles más que han sido asesinadas en el pasado, una gran parte se habían podido evitar, y es posible que sean muchos los elementos que inciden, dentro de ellos el sistema que sigue teniendo fallas graves.  Uno se pregunta: ¿Y nadie vio venir las reacciones de este joven Gabriel Villanueva?  ¿En qué manera fue visto o tratado anteriormente este joven?  Son muchas preguntas que siempre nos hacemos con estos horrendos hechos.
    
En ese foro y específicamente, el que nos tocó abordar, debe entrarse como para una especie de estudio, que se pueda profundizar cada caso en particular, el comportamiento y que otras cosas, han detonado esa conducta.  Es una forma de ver el problema de una manera total y buscarle soluciones más integrales y acabadas.
    
No podemos seguir pensando que con lo que estamos haciendo para enfrentar toda esta violencia y crímenes, se está llegando a resultados diferentes, porque las estadísticas son más que elocuentes. Siguen muriendo mujeres en demasía y el hombre sigue reaccionando de forma más violenta.  Es digno de que a todo esto, se le pueda ofrecer una respuesta como lo merece este fenómeno que tiene bien preocupados y en vilo a toda una población que cada día se sorprende con el patrón utilizado por la mayoría de masculinos, para asesinar a sus parejas o ex parejas.  Debemos hacer algo más que seguir contando o lamentando desde el alma tanta sangre derramada.