Ultima Actualización: viernes 22 noviembre 2019  •  06:30 AM

¿Qué será innovador en el Plan Estratégico Santiago 2030?

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 29 agosto 2018

Alcanzamos el plazo perentorio para que Santiago se concentre en trabajar por su nuevo Plan Estratégico 2030. Hoy nos enfocamos para que este plan trate de ser más innovador, concreto y visionario que los anteriores. Apuntamos “innovador” pues la nueva propuesta debe generar más valor añadido para Santiago y el Cibao, con nuevos análisis operativos y nuevas soluciones. 
    
Un acervo de más de 150 investigaciones, estudios y propuestas innovadoras originales acumuladas en nuestra base de información y datos, nos harán la labor más eficiente. Gracias anticipadas a la Alcaldía de Santiago (AS), al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), Coraasan, BID, USAID, ICMA, JICA, GIZ, FOMIN, REDDOM, a la Corporación Zona Franca, INTEC y PUCMM entre otros, por facilitarnos el trabajo técnico.  
    
El Plan Estratégico “Santiago 2030” será “innovador”, pues además aportará valor al cambiar los modelos de gestión municipal por un desarrollo más metropolitano. Santiago es hoy una “tasa de oro”, entonces debemos ayudar en la mejoría de los municipios colindantes.  Asimismo el Plan Estratégico 2030, contribuirá con los necesarios cambios tecnológicos y de información para transformar a Santiago en un verdadero Laboratorio de Ciudad, donde experimentemos en la práctica todo lo que consensuemos. 
    
Igualmente, el nuevo Plan Estratégico Santiago 2030 será “concreto” pues aunque tenga un alcance de 10 años, poseerá una mayor cantidad de iniciativas de ganancias inmediatas o acciones de victorias rápidas a ejecutarse en menos de 12 meses. Así será en gobernabilidad, gobernanza, articulación pública-privada, ordenamiento territorial, gestión de cuencas, cambio climático, agua potable, saneamiento, economía regional, empleos, reducción del daño social y mejoría de la inclusión social. Hemos ampliado el tiempo de diseño de acciones concretas de bajo costo que sean auténticas acupunturas urbanas que permitan luego el aumento de la escala de su accionar. 
    
Será más “visionario” porque desde ahora vamos a prever, modelar y simular tecnológicamente con más tiempo auxiliados en gráficas, imágenes satelitales y videos, el Santiago 2030 que deseamos para que las santiagueras y los santiagueros vean con sus ojos y en los hechos, hacia qué tipo Metrópolis del siglo XXI,  nos dirigimos con certeza. 
    
La que será la nueva agenda oficial votada por el Concejo Municipal de Regidores, tendrá de innovador, concreto y visionaria el hecho de que en vez de trabajar en 5 comisiones ciudadanas, lo haremos en 4 ejes estratégicos. Por decisión metodológica de la Junta Directiva del CDES, recomendaba por la Oficina Técnica Coordinadora (OTC), las labores técnicas de este PES 2030, han sido compactadas  con la integración del ordenamiento y el uso de suelo a la sostenibilidad ambiental en un contexto mundial de adaptación al cambio climático. 
    
En lo concreto, hemos aprendido y aceptado que en esta tercera década del siglo XXI, mientras el ordenamiento territorial y el uso de suelo armónico son Causas Determinantes Decisivas (CDD), el Efecto Esperado (EE), es la sostenibilidad ambiental, la reducción de gases efecto invernadero, la disminución de riesgos y la adaptación al cambio climático.     
    
Los siguientes problemas surgen con fuerza modernista en el mundo globalizado de hoy. Los mismos tendrán consistencia en el nuevo Plan Estratégico Santiago 2030. Entre otros, podemos subrayar los siguientes. i) El cambio climático y los gases efecto invernadero (GEI) como factores derivados del tipo concreto de ordenamiento territorial y sostenibilidad ambiental. ii) La gestión integral de cuencas más que de un río en específico, la actuación aguas arriba y aguas abajo, del conjunto de ríos, arroyos, lagos, presas y embalses que constituyen una cuenca hidrográfica, en nuestro caso, la Cuenca Yaque del Norte. 
    
También son temas nuevos de alta prioridad: iii) las mega-tendencias sociales y tecnológicas como elementos clave para crecimiento económico incluyente, desde la robótica hasta los programas de servicios personalizados y de consumo ecológico. iv)  La creación de marcas territoriales de lo que constituye la identidad en el mundo de la economía de Santiago y el Cibao. v) La articulación pública-privada como expresión de una buena gobernanza y gobernabilidad de los proyectos y empresas.  vi) La responsabilidad social corporativa como eje de solidaridad, aporte de capacidades y funcionalidades; vii) la transparencia y prevención de la corrupción administrativa; viii) los derechos humanos, migración y el movimiento LGTB; y finalmente ix) la prevención de la violencia contra la mujer, la familia y la seguridad ciudadana.   
    
El primer problema sobre el cual tendremos que consensuar una propuesta innovadora y concreta es el cambio climático y los gases efecto invernadero (GEI). Las ciudades emiten hasta el 70 por ciento de GEI asociados al consumo. En tal virtud, se impone involucrar activamente los gobiernos locales de Santiago y municipios colindantes en los programas lucha contra el cambio climático. A futuro se trata de fomentar un desarrollo inteligente de las ciudades basado en una economía de bajo carbono que relance toda su producción energética para que sea ecológicamente limpia y transforme la movilidad urbana en un sistema que privilegie la gente caminando, la calle, los espacios públicos, las bicicletas y el transporte colectivo.
    
Este eje temático para Santiago 2030 demanda que acordemos una Hoja de Ruta de Mitigación hasta el año 2050. Ya la tenemos y queremos presentarla y consensuarla. Nos importa integrar el desarrollo y limitación de las emisiones para asegurar la sostenibilidad integral del municipio y la metrópolis Santiago. El área de acción incluye los municipios de Santiago, Villa González, Tamboril, Licey al Medio y Puñal y 11 Distritos Municipales que se corresponden con los entes administrativos en los cuales se extiende la huella urbana de Santiago. 
    
Solo en este eje, Santiago se ha convertido en el primer municipio que contabiliza sus gases efecto invernadero (GEI). El balance de emisiones per cápita del área metropolitana del municipio Santiago asciende a 3.32 toneladas  de CO2e/habitante. Entonces el nuevo Plan Estratégico 2030 será más innovador, concreto y visionario que los anteriores porque movilizará a Santiago para que sea ambiental, financiera e institucionalmente sostenible. En la otra seguimos.  

Reynaldo Peguero, Director del Plan Estratégico de Santiago.