Ultima Actualización: miércoles 8 abril 2020  •  08:23 PM

Pedro García en mi memoria

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 30 abril 2018

El pasado, sólo sirve como historia, dicen poetas, pero es lo que nos entrelaza con el ayer infausto, y el presente promisorio. Por eso, viendo al presidente Medina, en esta villita, rodeada de cordilleras, y escasas llanuras, reviví mi accidentada niñez, junto a su gente.

Que recuerde, es el primer presidente en funciones visitándole, pues a pesar de lo productiva, ha sido olvidada por los gobiernos, aunque parió personajes con mucha influencia política y militar, quienes sólo se preocuparon por ellos mismos.

Ejemplo, los Bisonó Jasón, y otros, que durante la época de Balaguer, tuvieron suficiente poder para procurar el desarrollo de Pedro García, pero nada, o muy poco hicieron al respecto. Posiblemente, el mandatario haya llegado en Helicóptero desde Santiago, porque su carretera, de 23 kilómetros, no es apta ni para caballos.

Y como los políticos viven de engañar a los presidentes, seguro que también, en fracciones de segundos, les lavaron la cara a su entrada, para que el gobernante lo viera como el paraíso, cuando es un “infierno” para sus munícipes.

Por eso, me repugnó ver, que esas Visitas Sorpresas, resultaran un proyecto del “tigueraje” político continuista, quizás la mejor iniciativa de presidente alguno, que intenta ser testigo presencial de los males de estas comunidades, y no detenerse escuchando mentiras de funcionarios delincuentes.

Si en lugar de llegar por aire, el jefe de Estado va por tierra, descubriría, cómo una zona ganadera, cafetalera, cacaotera, agrícola y minera, vive en completo abandono. Con potencial turístico de montaña, que pudiera explotarse para beneficio de una población, que espera ansiosamente su despegue económico para una vida digna.

La llamada Carretera Turística, representa un peligro, por los constantes derrumbes, y lo difícil de transitarla, pero esto, el presidente no lo contactó, y debe conformarse con recibir informaciones amañadas que les llevan personas de “confianza”.

Tengo alrededor de dos décadas sin visitarle, pero vivo pendiente, pues a pesar de no nacer en su seno, de Pedro García, guardo imborrables recuerdos, de una niñez, que si no resultó más dolorosa, fue gracias al amor de tanta gente buena, que en esos días, al trasladarme desde El Hoyazo hasta allí, me protegió de la lluvia, del frío, el hambre, la sed y la soledad.

Quienes siempre estuvieron pendientes de mí, ya Blanco Díaz, no existe como tal, pero quizás Luciano y Arturo, sus hijos, están entre los vivos todavía, a ellos les recuerdo, y en su nombre, reclamo lo mejor para su bendecida tierra, merecedora de mejor "suerte".

El presidente sobrevolaría su entorno, pero difícilmente pudiera palpar las condiciones en que viven moradores de Los Rincones, El Piñón, La Yayita, Los Quemados, y El Hoyazo, comunidades que conforman a tan laborioso municipio.

Reitero, una zona rica, pero olvidada, pues aún recuerdo el río La Plata, donde nativos y extranjeros, iban a recoger Oro y Plata, demostrando, que con mayor atención, el Pedro García de mi memoria, pudiera aportarle al país un mayor agregado al PIB.

Y que pasado el tiempo, ha debido conformarse con ver ir y venir gobiernos, que creyeron, estas apartadas comarcas no son partes del país, a donde sólo van en épocas electorales a buscar votos de los incautos. Ojalá, la presencia del primero entre los dominicanos cambie favorablemente sus perspectivas de futuro.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09