Ultima Actualización: miércoles 19 septiembre 2018  •  06:23 AM

Cápsula lexicosemántica

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  viernes 9 marzo 2018

CELEBRAR / CONMEMORAR

Celebrar – se lee en el “Manual de español urgente” (1995) – no debe confundirse con conmemorar» Y no deben confundirse tales voces, por cuanto una y otra entrañan significados diferentes.
    
Pero la confusión, especialmente en nuestros medios periodísticos, existe y persiste. Se pone de manifiesto, especialmente, en las notas de prensa relativas al “Día internacional de la mujer”. Para referirse a esta fecha, muchos periodistas, comentaristas y columnistas emplean indistintamente ‘celebrar’ y ‘conmemorar’.
    
Según el Diccionario de la Lengua Española (Real Academia Española, duodécima edición, 1970), los términos ‘celebrar’ y ‘conmemorar’ soportan los siguientes significados:

« Celebrar.- Alabar, aplaudir, encarecer a una persona o cosa» (pág.288)
« Conmemorar.- Hacer memoria o conmemoración» - ( pág. 344)
« Conmemoración...- Memoria o recuerdo que se hace de una persona o cosa» (pág.344)
    
De los conceptos preindicados, obviamente se infiere que el verbo celebrar lleva envuelta la idea de festejos, aplausos, júbilo y otros sentimientos de alegría; en tanto que conmemorar alude a simples recuerdos de situaciones, vinculadas a hechos y personas que han impactado negativamente nuestras conciencias . En tal virtud, puede celebrarse la fecha de nacimiento de un amigo o pariente, pero jamás la fecha de su muerte. Esta deberá conmemorarse. 
    
El día 30 de mayo de cada año, los dominicanos podemos celebrar “con bombos y platillos”, toda vez que en una fecha igual nos quitamos de encima la férrea dictadura que durante tres décadas encabezó el tirano presidente Rafael Leónidas Trujillo Molina.
     
También podemos celebrar, no simple conmemorar, los días 26 de enero, 25 de febrero y 9 de marzo de cada año, por cuanto en fechas como esas nacieron nuestros   patriotas  y padres de la nacionalidad dominicana, Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, respectivamente.
     
Pero no sería dable celebrar, sino conmemorar,   el 28 de abril, puesto que un día como ese; pero del año 1965,  ocurrió un acontecimiento bastante luctuoso para el pueblo dominicano: el irrespeto o pisoteo a nuestra soberanía llevado a cabo por tropas del ejército norteamericano. 
    
Y merced a lo antes expresado, igualmente resultaría ilógico celebrar el “Día internacional de la mujer”, ya que un 8 de marzo ocurrió en Nueva York un trágico hecho: el asesinato de un grupo de obreras que reclamaban reivindicaciones laborales, hecho que por trágica e inhumana esencia a nadie se le ocurriría festejar, sino conmemorar.
    
Conforme a los juicios precedentes valdría entonces tenerlo siempre presente: no es lo mismo ‘celebrar’ que ‘conmemorar’