Ultima Actualización: domingo 16 diciembre 2018  •  03:33 PM

Ramiro Matos dio en el clavo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 5 marzo 2018

Si el gobierno no es parte del plan de esta invasión pacífica de haitianos, el ex ministro de Las Fuerzas Armadas, general retirado, Ramiro Matos, le está dando la clave, cómo solucionar eso, y evitar lo que sabemos puede suceder de no detener esta inmigración desproporcionada.

Nadie duda, y ni hablar de este hombre de uniforme, que la solución de esa inmigración ilegal, no se resuelve enviando un millón de militares a la Frontera, porque son estos, juntos a políticos delincuentes, responsables de lo que más temprano que tarde se nos convertirá en tragedia.

Ya de hecho la tenemos, hospitales repletos de enfermos haitianos, parturientas que se han convertido en el mejor negocio de militares y funcionarios, y un clima de inseguridad en que se vive con haitianos deambulando por calles y avenidas.

Se puede alegar que la construcción de un muro es costoso, pero Ramiro se la está poniendo fácil, emplear alambre de trinchera, cerrar los puntos vulnerables y dejar militares vigilando para evitar sea cortada por traficantes.

Pero, la idea del muro pudiera también considerarse en esos lugares, pues no es verdad que es necesario cerrar los casi 400 kilómetros de frontera para detener esa complicada inmigración, y el Estado recibiría los beneficios cuando el comercio haitiano sea regulado con mayor control.

También Haití se beneficia, porque comerciantes y empresarios tendrían que entrar sus mercancías por puntos específicos, y pagar sus impuestos al Estado. La inmigración desordenada se está convirtiendo en un dolor de cabeza para naciones poderosas, y ni hablar, de lo que sucede con un país pobre como el nuestro.

Donde los servicios de salud, educación y seguridad pública podrían colapsar, si las autoridades siguen apostando a la indiferencia con el tema haitiano. En ese sentido, quiero llamar la atención del gobierno, para que detenga una campaña perversa, que circula en redes sociales, donde se dice que los haitianos estarían vendiendo productos envenenados para lentamente matar a la población consumidora.

Este tipo de mensaje mal intencionado, pudiera crear pánico en la sociedad y traer graves consecuencias entre ambas naciones. Creo que el haitiano tiene los mismos motivos que los dominicanos para emigrar, asunto de sobrevivencia. Por lo que esta alarma descabellada sobrepasa la crueldad.

Porque le está diciendo al público, no comprar nada de lo que estos venden, porque los pudieran estar envenenando. Lo que cuestiona la autoridad, donde cualquier extranjero tendría en sus manos la vida de nuestra gente, porque ningún departamento regula nada, incluyendo la venta de comestibles.

Antes por esa misma vía, estaban denunciando que estos estarían echando veneno a Acueductos, para matar a poblaciones enteras, eso se disparó cuando un haitiano llevó Clerén contaminado, que mató casi una veintena de personas en distintas comunidades, y del que nadie ha sabido jamás.

En un país donde nadie controla nada, porque los funcionarios sólo están pendientes al proselitismo partidario, para mantenerse en los cargos, cualquier cosa pudiera suceder, de lo que todos nos pudiéramos lamentar mañana.

Pero sin duda, que si en realidad el gobierno no es parte de la trama migratoria irregular de haitianos, Ramiro Matos Gonzales, dio en el clavo, con su atinada sugerencia, que ojalá y no se quede como palabras que el viento se llevó.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09