Ultima Actualización: lunes 15 enero 2018  •  11:47 PM

Adiós año 2017 y bienvenido sea el 2018

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  viernes 29 diciembre 2017

Editorial

Adiós año 2017 y bienvenido sea el 2018

Termina ya el año 2017 llevando consigo al limbo del tiempo pasado una alta carga de situaciones complejas y negativas para el pueblo dominicano, y podríamos decir que para toda la humanidad.

Serios tropiezos tuvimos los dominicanos durante estos 365 días, donde quedaron más que evidenciados grandes falencias, que en casi todos los aspectos arrastra de la sociedad dominicana desde tiempos inmemoriales.

La corrupción, las debilidades de las instituciones, funcionarios que piensan primero en ellos y su entorno inmediato antes que en el colectivo social,  un sistema de salud publica prácticamente colapsado, los feminicidios que perturban el sosiego de este pueblo.

Y así una cadena de problemas que agobian a gran parte de nuestra gente y siembra más pesimismo especialmente en nuestra juventud, donde aumenta el deseo de emigrar para buscar en otras tierras mejores oportunidades.

Desde luego todo no fue negativo, pues siempre hay avances en algunos renglones y uno de ellos, podemos citar sin temor a equivocarnos, fue el surgimiento de la Marcha Verde, como movimiento cívico que busca presionar contra la corrupción y la impunidad.

Con ese cuadro nada alagueño esperamos el 2018, con moderado optimismo con fiando siempre en la gran capacidad del pueblo dominicano, para enfrentar sus adversidades y seguir hacia delante.

Con una mayor concertación de las fuerzas sanas de la sociedad y teniendo claro los objetivos a perseguir, podemos superar muchos obstáculos y obligar a quienes dirigen nuestro Estado, a  cambiar de rumbo y corregir entuertos, aun lacerando intereses que se creen sacro santos.

Lo que si este pueblo no puede permitir en el 2018 y en adelante es que la maten la esperanza de un futuro mejor, pues si ello sucediera, sería el golpe histórico más certero contra la búsqueda de un porvenir digno para todos.