Ultima Actualización: sábado 21 octubre 2017  •  04:53 PM
El PRM es una gran amenaza
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 9 octubre 2017

Si la mayoría de dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se pusiera a pensar las dificultades que tuvieron sus valientes fundadores, y los que luego abrazaron su lucha,  para lograr llevar a esa organización al poder, se sentaran a analizar cómo crece vertiginosamente esa fuerza política llamada Partido Revolucionario Moderno (PRM). 

Al PLD le costó más de 20 años de lucha para alcanzar la Presidencia del país, sin importar que los dos caudillos políticos (Juan Bosch y Joaquín Balaguer), les levantaran las manos a Leonel Fernández Reyna (en 1996), porque en política, como en todas las instituciones, lo más importante es ganar.

Hay sectores en el PLD que sólo están observando los problemas internos de las tendencias, ignorando el peligro que acecha a esa organización política, en la figura del PRM, que sigue captando dirigentes de varias de las más importantes instituciones políticas.

Hábilmente, el Presidente Danilo Medina está dirigiendo una buena estrategia política, como es el caso de las primarias abiertas. Esa estrategia tiene como objetivo abrir la cerrada puerta a otra reelección o, de lo contrario, asegurarle a uno de sus  “cortesanos” candidatura presidencial por el PLD.

Pero también hay que decir que las primarias abiertas favorecen al ex Presidente Hipólito Mejía, quien haciéndose el tonto, estrategia que él maneja con mucha habilidad, porque éste cuenta con inmensas cantidades de personas que simpatizan por su candidatura, aunque no forman parte del PRM.

Hay que admitir que los más perjudicados con las primarias abiertas, son el ex Presidente Fernández y el ex candidato presidencial, Luís Abinader. Pero también hay otra lógica y es que Medina sabe que el PRM, con Luís Abinader,  obtuvo el 35 por ciento de los votos  nacionales en sólo 18 meses de campaña electoral, que fue cuando nació esa entidad política, como un desprendimiento del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

 Ese acelerado crecimiento del PRM debería preocupar al PLD y comenzar una nueva estrategia, la cual lo conduzca a llevar a muchos de los dirigentes más prestigiosos a acercarse a su base, que está muy deteriorada, aunque recuperable, por tratarse de figuras “construidas” con el pensamiento del ilustre maestro de las ciencias, el profesor Juan Bosch.

En el caso de Santiago, de donde se dirige la política de todo el Cibao, que tiene 14 provincias, el partido oficial está en el deber de estructurar una buena estrategia, usando a sus dirigentes más prestigiosos, comenzando con el ministro Ramón Ventura Camejo, el senador Julio César Valentín, Silvio Durán, Fernando Rosa, la gobernadora provincial, Aura Toribio, Ramón Rodríguez, José Izquierdo, Hamlet Otáñez y otros, para comenzar a “levantarles” los ánimos a la mayoría de los peledeístas de la base.

¡Sin importar quién será el candidato presidencial! Nombrar en una posición del Estado al profesor José Izquierdo, sería una buena estrategia, aunque algunos  podrían expresar lo contrario.

Al final, lo que más debe interesarse a los dirigentes del PLD es que éste siga dirigiendo el poder. Si el PRM continúa con su ascenso y el candidato presidencial lo es Hipólito Mejía, hasta al propio Presidente Medina, que no hay ninguna duda de que es el más popular en los actuales momentos, podría verse en aprieto, aunque constitucionalmente el gobernante  “no tiene más opción para ser candidato”.

También hay que recordar que Mejía es de Santiago y el padre de Luís, el ex senador José Rafael Abinader, es  nativo de Tamboril, correspondiente a la misma provincia.

Gracias por leernos.