Ultima Actualización: domingo 21 octubre 2018  •  02:14 PM

El Presidente y el director de la CORAASAN

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  viernes 1 septiembre 2017

El Presidente Danilo Medina,  caracterizado por ser un líder  con una gran visión política, repleto de informaciones de todo el país, sigue fortaleciendo el trabajo donde hay funcionarios  más dedicados a la eficiencia de los servicios públicos. 

Y no hay ninguna duda de que el director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santiago (CORAASAN), ingeniero Silvio Durán, es una de las personas que goza de mayor confianza del ejecutivo de la nación en los actuales momentos.

Pero no es ni siquiera porque el  ingeniero Durán es uno de los que, con sus recursos y esfuerzos, mantuvo vibrante al danilismo en Santiago cuando estaba fuera del poder, sino porque es un hombre que trabaja sin hora señalada dedicado a sus labores oficiales. 

Se trata de un funcionario que no pierde el tiempo chismeándole cosas que no le  interesa Presidente Medina, sino planteándole la solución de problemas para la comunidad a la cual le sirve.

En la actual gestión del ingeniero Durán, la CORAASAN recibió, hace poco, siete acueductos y ya se habla de que el jefe de Estado podría disponer la construcción de otros sistemas de agua potable,  para favorecer a comunidades que están demandando ese servicio.

El gobierno tiene muy avanzados los trabajos de construcción del acueducto de Cienfuegos y también se trabaja en el sistema de agua potable de Gurabo. 

Hace poco, el gobernante instruyó al director de la CORAASAN,  para que ese organismo construya el sistema de alcantarillado del nuevo proyecto habitacional Profesor Juan Bosch. 

Y, adentrándonos a la política, hay que decir que ese es el tipo de funcionario que requiere cualquier tipo de  gobierno democrático. 

Como el ingeniero Durán, acompañado de un buen equipo de trabajo, está dedicado a resolver, con el total apoyo del gobierno, el grave problema de agua, no por falta de generación del líquido, sino por los escapes, es importante que, en materia política, el Presidente vaya observando nuevas figuras, sin importar dónde estén ubicadas  en el peligroso Santiago, no porque sea malo, sino por el poder estructural del cual es favorito,  para que su proyecto se siga fortaleciendo. 

El gobierno necesita funcionarios que desafíen los retos, como lo hace el propio jefe de Estado o el ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, otro de los grandes ejemplos de éxitos con que cuenta el gobierno actual.

 No es que los demás funcionarios sean apáticos. Es que son muy cerrados y no amplían sus relaciones para crecer en política, usando  especialmente los medios de comunicaciones. Santiago tiene otros buenos funcionarios danilistas, pero lucen “apagados”. El Presidente Medina quiere que sus seguidores de más confianza aumenten su presencia ante los ciudadanos y sigan solucionando problemas sociales. ¡Así, los éxitos son mayores!

Con Silvio Durán, Ventura Camejo y algunos más, las personas se chocan por donde quiera, porque no les huyen a los problemas. Es todo lo contrario. Ellos buscan los problemas sociales, cada quien en su área, para enfrentarlos a favor del desarrollo colectivo.  

Gracias por leernos.