Ultima Actualización: martes 22 agosto 2017  •  05:54 PM
Una amenaza para los periodistas
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 8 agosto 2017

El coordinador y el subcoordinador del Movimiento Convergencia, una institución que funciona a lo interno del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), David Lorenzo y Luís García, les están solicitando al gobierno la eliminación de las pensiones que otorga el gobierno a los comunicadores, para lo cual exponen un conjunto de criterios absurdos.

Debo admitir  que el periodista David Lorenzo, mi compañero  de profesión y buen amigo, es el dirigente con mayor influencia del Movimiento Convergencia.

Y si reconocemos que éste es el mejor dirigente de esa agrupación, ¿por qué no aspiró a la presidencia del Comité Ejecutivo del CDP?  No lo hizo porque sabe que ese grupo no le gana al Movimiento Marcelino Vega, el cual tiene en la historia del CDP un  solo proceso electoral perdido, como consecuencia de una división de la última entidad en el 2003.

De no haberse originado esa división, el Movimiento Convergencia no tendría una victoria. Para mi amigo David Lorenzo es mejor hacer propuestas para que otros las apliquen, si ocurriera un milagro electoral.

Como ellos dos son los principales dirigentes del Movimiento Convergencia, suponemos que saben lo que hacen. Pero con exigencia como la de la eliminación de las pensiones a los comunicadores, lo que más se puede esperar es el inicio del desmantelamiento de esa agrupación periodística.

Desde ahora debemos decir que los primeros en votar en contra de los candidatos del Movimiento Convergencia, deberían ser  sus propios miembros.  La desafortunada exigencia del Movimiento Convergencia, lo que está haciendo es dejarles más espacios a quienes  sí quieren las  pensiones, apoyados por el MMV.

Las pensiones no son jubilaciones. Las jubilaciones son para las personas que tienen más  de 62 años de edad. Las pensiones son para aquellos que llevan desde 20,  30 y más de 50 años de labores periodísticas.

Puede ser pensionado un joven de 25 años de edad, que en el ejercicio de  sus funciones periodísticas sufra un accidente que lo inutilice o una enfermedad que lo saque  de circulación.

Y,  la más natural de las pensiones, es aquella por el tiempo en el servicio de la comunicación, esté o no enfermo. Con esta advertencia, quiero decirles, fundamentalmente a los jóvenes, que deben defender las pensiones, porque ellas les aseguran su estabilidad presente o futura.

Como sabemos que hay muchos jóvenes, que no saben la historia del CDP, debo decirles que las pensiones son uno de los logros de mi gestión como vicepresidente del Comité Ejecutivo, las cuales debí gestionar con el entonces Presidente Leonel Fernández, por autorización de la presidenta de esa época, la gran presidenta, licenciada Mercedes Castillo.

A ese logro también se le agregan, fruto de mi gestión ante el Presidente Leonel Fernández, el otorgamiento de 2 mil 800 facilidades para la importación de vehículos para los periodistas, un plan de viviendas del cual todavía se siguen favoreciendo miembros del CDP, y la presentación de otra propuesta que produjo la asignación de subvenciones para un grupo de Seccionales, incluyendo la de Santiago, siempre con el apoyo en el Comité Ejecutivo de los demás miembros, entre otras reivindicaciones.

No debo omitir que en el gobierno del Presidente Hipólito Mejía, el plan de viviendas continuó y en Santiago, en mi condición de vicepresidente del CDP, se entregaron siete apartamentos a periodistas miembros de la Seccional.

Para las elecciones del día 25 no aspiro a la vicepresidencia  Comité Ejecutivo, que muy dignamente dirige el presidente-candidato, licenciado Olivo De León, sino a la del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), que lleva para la presidencia a otro de los grandes batalladores a favor de las reivindicaciones del CDP, el compañero Aurelio Henríquez.

A todo el electorado del CDP quiero decirle que en los días próximos,  estaremos dando a conocer un programa de desarrollo para el IPPP, incorporable en la historia de nuestra institución. 

Mi exhortación es que sigan confiando en nosotros, que seguiremos dirigiendo al CDP para ustedes. Díganles ¡nooo!, a aquellos que atentan en contra de las reivindicaciones logradas por el gremio.

A partir de Septiembre, ya juramentados, comienza a otra gran etapa del desarrollo del CDP.

Gracias por leernos.