Ultima Actualización: domingo 20 octubre 2019  •  01:30 PM

La cultura, ese concepto complejo y global

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 27 julio 2017

Hace algunos años adquirí en una librería de esta ciudad un extraño libro titulado: Diccionario de Cultura. Lo raro no era el rótulo si no el contenido compuesto de un único vocablo, cultura; contraviniendo el formato tradicional de diccionario que consiste en un conjunto de palabras de un idioma, generalmente ordenadas alfabéticamente….

Este singular ejemplar desglosaba en decenas de acepciones que se derivan de esa expresión, desde su estructura etimológica del  ¨latín: cultus, cultivo, cultivado, y su infinitivo es colere, cultivar¨, de cultivar la tierra o para referirse al cultivo del arte o lo científico hecho por un individuo o por una colectividad… hasta una extensa lista de definiciones dispersas, como hojas sueltas, es decir, desligadas entre sí, y por tanto, sin estar conectadas a las ramas principales o  características esenciales que nos conduzcan al tronco común de cultura.
   
Dicho así, cultura es toda actividad humana como  la agricultura, el arte, la casa, la comida, la artesanía, el folklore, la avicultura o crianza aves, la política… Lo cual es parcialmente verdadero pero, no configura de manera global el concepto del mismo. Si así fuera, la antropología sería el alfa y omega, o sea, el principio y  fin de cultura. Y no lo es. Antropología es ciencia, en cambio, la filosofía no lo es; aunque ambas tienen en común que constituye una acción cultural y realizada por el pro agonista (primer agente de la acción o protagonista), que es el ser humano.
   
Una configuración global de cultura, es el ensayo ¨Cultura¨, escrito por el filósofo español Gustavo Bueno (Santo Domingo de la Calzada, 1924 – Oviedo, 2016), autor del sistema filosófico conocido como materialismo filosófico. Desde 1960 hasta 1998 ocupó la cátedra de Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos en la Universidad de Oviedo, España. Doctor en Filosofía por la Universidad de Madrid. Sus textos son fundamentales, entre ellos, La Metafísica Presocrática (1975), El Animal Divino (1985), ¿Qué es la filosofía? (1995), Telebasura y democracia (2002)…
   
Gustavo Bueno categorizó el concepto cultura desde la perspectiva de su materialismo filosófico organizado alrededor de por tres ejes que son: el radial, el circular y el angular. El profesor Bueno configuró la cultura en tres componentes: el objetivo o primogenérico, el subjetivo o segundogenérico y el tertium o terciogenérico.  Simplificando estos tres componentes, en el primero se encuentra lo que es natural (los objetos, sin los cuales desaparecía la cultura), en el segundo es el ser humano, donde incluye el conocimiento, las creencias, la moral, el arte….

Aquí hay una aparente contradicción, pues el mismo pensador se pregunta: ¿cómo discriminar el hombre que es cultural y del hombre que es natural?, y responde que ambos deben ser tratados por separado porque ¨hoy sabemos que también los animales (insectos, vertebrados..) son seres culturales –ellos tienen lenguaje, y lenguaje doblemente articulado, utilizan herramientas o edifican habitaciones…¨, ambos poseen estadios distintos, y obviamente el hombre se diferencia, no por la cultura, sino por un tercer componente que llama la cultura extrasomática. En este aspecto, ¨sus expresiones son heterogéneas y se enfrentan entre sí¨.    
 
  Se puede concluir, por tanto, que la cultura para Gustavo Bueno es un concepto tridimensional, heterogéneo y siempre cuestionador; de gran complejidad y, en suma,  un concepto global.