Ultima Actualización: martes 18 septiembre 2018  •  10:00 PM

El Caso TelexFree, otro gran fraude

Publicado por Redacción  x  |  Editorial |  viernes 9 mayo 2014

Resulta asombroso que a esta altura del juego haya tantos dominicanos que se dejan engañar por cantos de sirenas bonitos del sistema financiero o mutualista, después de tantas experiencias amargas.

No han bastado los fraudes y quiebras de los años 80 y 90 del siglo pasado de decenas de financieras, bancos grandes, medianos y pequeños, con una gran estela de sufrimiento para accionistas, ahorrantes y depositantes.

Y los hechos más recientes de la pasada década, cuando la quiebra y fraudes de los bancos Baninter, Bancrédito y del Progreso, este último rescatado por sus poderosos accionistas.

Todos esos hechos traumáticos debieron dejar lecciones inolvidables para este pueblo, sobre la necesidad de observar bien antes de depositar o ahorrar en entidades financieras.

Pero este caso de Telex Free demuestra que no. Que seguimos siendo presa fácil de cualquier vivo que aparezca prometiendo villas y castillas, en materia de altos intereses y otras ventajas comparativas.

Asimismo, que los organismos del Estado responsables de velar por la seriedad y buenas prácticas de las instituciones que manejan dinero ajeno, siguen casi inoperantes, sin cumplir su rol de ofrecer mínimas garantías al público.

Ello demuestra que estamos a merced de vivos y aventureros, y que la burocracia estatal, para monitorear al sector financiero, sigue siendo incapaz de cumplir su rol con eficiencia.

Este pueblo solamente conoce la catadura de muchos empresarios de la banca, cuando estalla el escándalo y se derrumban las empresas mal dirigidas, cuando ya el palo está dado.