Ultima Actualización: martes 27 junio 2017  •  11:16 AM
El PLD engaña a la oposición
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 19 junio 2017

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con figuras presidenciales que no encuentra que hacer con ellas, porque todos garantizan la victoria del 2020, claro está, porque la oposición se está dedicando a mantener una campaña de denuncias en contra del gobierno, que el día de las elecciones cada quien  vota por los candidatos de su simpatía, en vez de utilizar el corto tiempo que tiene, porque tres años pasan como si fuesen tres días, para construir un proyecto de Estado que pueda superar al de los “morados”.

Y qué le importa al PLD que varios de sus dirigentes estén en la cárcel acusados de supuestos sobornos de la Odebrecht! Es que esa organización es como un manantial inagotable generando candidatos presidenciales.

Fue que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) quiso aprovechar una coyuntura, bajo el alegato de que el Presidente Danilo Medina le hizo un fraude electoral a Luís Abinader, su aspirante presidencial derrotado 62 a 35 por ciento en los comicios pasados.

Y hay que decir que  el movimiento de los verdes es un instrumento apoyado económicamente por sectores empresariales nacionales inconformes con algunas medidas del gobierno y organismos internacionales que luchan por sacar del poder al PLD, que sigue contando con la mayor simpatía de los electores dominicanos, los que ponen o quitan al Presidente de la República.

Pero ya  Luís Abinader, que abandonó la bandera del PRM para colocarse una verde, no está asistiendo a las marchas. ¡Las mismas marchas que ayudaron a que el presidente de esa entidad, Andrés Bautista, esté en prisión acusado de sobornos de la Odebrecht. ¡Andrés también comenzó con los verdes y ayudó a elaborar la soga para su cuello!

En vez de dedicarse a reunirse con las masas para ir diseñando una estrategia que le permita crecer electoralmente, el PRM, la principal organización política de oposición, mantiene su campaña a base de hacer denuncias en contra del gobierno, muchas de las cuales nunca prueba.

Con pruebas o sin ellas, al gobierno le conviene que se profundicen las investigaciones, para complacer a Luís Abinader, Guillermo Moreno y otros, quizás desconociendo que la “soga podría amarrarles los pies”.

Y es que son tontos, porque si el gobierno está accionando para castigar a supuestos culpables de sobornos, es porque le conviene. ¡Si  el gobierno supiera que sería perjudicado con las investigaciones, no es verdad que se preocupara como lo está haciendo!

Y si esas investigaciones llegan a involucrar a más dirigentes del PRM u a otros opositores, el país también apoyará la decisión del gobierno, con o sin pruebas. ¿Quiénes serían los más perjudicados? No hay ninguna duda que la oposición. En lo adelante, es al Presidente Medina que le conviene que eso siga.

No es verdad que la oposición, sumamente débil electoralmente, especialmente porque su líder, el de la principal entidad política opositora, está preso, va a afectar los planes del PLD de seguir dirigiendo los principales Poderes del Estado. Lo está haciendo para asegurar la victoria en el 2020, con o sin reelección.

Para golpear con más rudeza, el presidente Medina dispuso la terminación de las escuelas que estaban suspendidas y otras obras en todo el país, las cuales todo lo que hacen es sumarle popularidad a los morados.

Y, por la otra parte, el presidente del PLD y ex jefe de Estado, doctor Leonel Fernández Reyna, está aprovechando los escándalos para convocar a reuniones de sus seguidores en todo el país. ¡Reuniones que casi no se publican, pero que están fortaleciendo el liderazgo de uno de los mejores estrategas políticos de América Latina.

Y se están dejando engañar del liderazgo del PLD, porque la torpeza mayor sería que el Presidente Medina, que recibió la banda presidencial de parte del doctor Leonel Fernández Reyna, trabajara entregarle el gobierno a la oposición, para que luego lo desacrediten organizándole expedientes por corrupción, para mantenerlo en prisión. ¡No sólo a él, sino a todos sus seguidores!

En lo adelante, es el propio gobierno que va a organizar escándalos para entretener a la oposición y evitar que ésta se dedique a preparar un proyecto de Estado que le sume votos.

Los líderes del PLD se parecen mucho en sus estrategias a las que ponía en práctica el Presidente Jaoquín Balaguer, en la década de los 70. A principios de 1978, la oposición organizaba una huelga en contra del gobierno de Balaguer, para protestar por el alto costo de la vida, reparación de calles, caminos vecinales y la construcción de obras en todo el país.

Balaguer, acorralado, acusó a muchos de sus funcionarios de ser responsables de los problemas citados, porque supuestamente no cumplían sus órdenes y llamó al pueblo a apoyar la huelga. La oposición se creyó que Balaguer había infiltrado a  dirigentes reformistas para promover el paro de labores, bajo el entendido  de que se trataba de una estrategia que le convenía.

En esos momentos, Balaguer estaba enfrentado a Estados Unidos, que quería hacerlo firmar  con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a lo que éste se oponía. La oposición, falto de estrategas, cayó en la trampa de Balaguer y decidió no hacer la huelga, que era el propósito del jefe de Estado.

Y, en los actuales momentos, la estrategia del PLD está jugando con la débil oposición. ¡Y seguirá en el poder! No sólo porque los oficialistas están jugando con los opositores, sino porque la mayoría del pueblo tampoco está confiando en una oposición que camina sin rumbo definido.  

Gracias por leernos.