Ultima Actualización: lunes 23 octubre 2017  •  10:10 PM
Odebrecht como señuelo
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 19 junio 2017

El envío a prisión de figuras políticas, por el escándalo Odebrecht, tiene aspecto de comedia, por un lado, y de tragedia, por otro. El espectáculo se desarrolla, y la grada delirante, aplaude, mientras los actores se pavonean en la escena.

 Lo que hoy provoca risa y comidilla, mañana será pesadilla, pues es el accionar  de una dirigencia, buscando darle un respiro artificial a un sistema político, que agoniza, aunque para eso tenga que sacrificar corderos del mismo rebaño.

 La trama es montada por la cúpula de los grupos envueltos, para eliminar posibles rivales internos, y persuadir a la población de que combaten la corrupción. En el PLD, ninguno de los inculpados amenaza el reinado de Leonel, Danilo y Reinaldo.

 Pero en el PRM, la caída de su presidente y otras figuras, abre espacio a sus contrincantes, aunque faltan quienes en ese conglomerado se aferran al Lomotil desde que se desataron los arrestos, temiendo que Ángel Rondón les delate, y vayan al Bote.

 En el entorno morado no hay mucho “mieo,” como diría Santana Martínez, porque Leonel y Danilo controlan ese Quilombo. Ramoncito Alburquerque tiene razón, cuando advierte a sus compas, no asumir la inocencia de los involucrados, porque arrastraría al partido a una peligrosa pendiente.

 Quizas, por experiencia vivida con el PRD, que por asumir la inocencia de Salvador, en el “Juicio del siglo” terminó al borde del precipicio. No cabe duda, con el sometimiento de algunas vacas sagradas de la Logia Morada, el gobierno logra un respiro.

 Pero no convence, de que sea una lucha seria contra la corrupción, porque la pesquisa debe incluir caciques de todos los Partidos, y empresarios, que desde la muerte de Trujillo se hicieron millonarios, negociando proyectos desde el Congreso Nacional.

 En esa actividad hay hombres y mujeres honorables, ejemplo, doña Ivelise, Virgilio Bello Rosa y don Emmanuel Esquea, entre otros. En la parcela de Bosch, hay muchísimos que nadie señalaría de robarse un chele del Erario público, ciudadanos como mi profesor, Ramón Ventura Camejo.

Pero la dirigencia del PLD perdió la oportunidad de poner orden en la casa, y parar en seco a los corruptos, cuando no pasó por los organismos disciplinarios a los que desde su llegada al poder usaron la posición para enriquecerse.

Si en verdad existiera una voluntad férrea de ponerle un Stop a esa perversidad, el gobierno hubiese destituido a funcionarios que no declaran sus bienes, violando la Ley, e investigaría, cómo tanta gente se hizo millonaria en tan poco tiempo, y utilizaría a Haras Nacionales, para construir un recinto penitenciario kilométrico donde meterlos a todos.

Otro fenómeno que arroja muchas dudas sobre ese accionar, es que mientras a los que se les acusa de robarse un pollo se envían a cárceles apiñadas, a los acusados de hacer fortunas rápidas les acondicionan espacios privilegiados.

Al único que quisieron castigar severamente enviándole a La Victoria, fue a Rondón, como si alguien estuviera tan temeroso de que él no quiera cargar el muerto solo, y allí sacarlo de juego, para que en el terreno judicial no bote la bola.

Con Odebrecht como señuelo, los grupos hostiles al PLD y el gobierno bajaron la guardia, los congresistas aprobaron la penalización del aborto, y nadie se ha manifestado contra de esa crueldad político-religiosa contra la mujer.

 alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09