Ultima Actualización: martes 22 agosto 2017  •  05:54 PM
Víctor Bretón: ¡Un abogado del pueblo!
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 17 junio 2017

Es difícil hablar “por bien” de un abogado en ejercicio ya que el nivel de credibilidad que tienen estos profesionales dentro de  la población creo que es más bajo que cero, y que me perdonen, por favor, los amigos que postulan en los tribunales de Santiago y el pais.
   
¡Sencillamente es la verdad! El que no lo crea,  lo invito a que haga una encuesta en la calle para que lo compruebe por sus propios medios. “Son unos ladronazos”, “unos salteadores”, “farsantes”, “bandidos” y “aprovechadores”, son algunas de las expresiones más comunes que se escuchan en boca de la gente cuando se refiere a estos letrados.
   
Ahora -como dice el refranero popular- cada regla tiene su excepción. Así como NO todos los políticos, médicos, funcionarios,  periodistas etc. son perversos o malandrines,  tampoco lo son todos los abogados, a pesar de su malísima fama. Sería injusto –pienso- meterlos a todos en el mismo saco.
   
Hoy me atrevo a hablar públicamente de un digno y ético profesional del Derecho llamado Víctor José Breton Gil ¡y me perdonan! porque se trata de un familiar cercano, tan cercano que es  hijo de mi hermano Chepe; por lo tanto, tan cercano, que es mi sobrino.
   
No me gusta tomar esta columna para destacar aspectos familiares o particulares. Prefiero escribir sobre temas generales, incluyendo problemas que afectan a la colectividad o relacionados con la historia, entre otros. Esto lo saben –perfectamente- todas y todos los que acostumbran a leerme cada sábado en estas páginas de LA INFORMACION y en mi portal Trinchera, donde también publico esta columna.
  
 A pesar de esto –y aunque me resulte  un tanto difícil- en esta entrega quiero destacar el trabajo que hace mi sobrino. Víctor sería incapaz de pregonar o jactarse de lo que hace. Jamás lo he escuchado alardear de nada y menos de lo que hace. Es como si aplicara “lo que haga tu mano derecha, que no lo sepa la izquierda”.

Salió de la UASD

Continuo! Hay que decir que Víctor salió de las mismas entrañas del pueblo. Proviene de un campito de la provincia Espaillat, y sigue conservando su sencillez y su humildad a toda prueba.

Graduado en las aulas de la UASD -en su extensión de Santiago- ha realizado varios cursos y un posgrado, convirtiéndose hasta en profesor universitario en la UTE (Universidad de la Tercera Edad).
  
 Pero bueno, no es destacar sus méritos como profesional, sino más bien, el trabajo que realiza en su condición de joven abogado en ejercicio. A pesar del relativamente poco tiempo que tiene de graduado, ha postulado en tribunales de Santiago, La Vega, Moca, Salcedo, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, Nagua y otros pueblos.
Un referente
   
De él puedo decir “a boca llena” o a “todo pulmón” -para el caso es lo mismo- que hoy por hoy es uno de los mejores referentes cuando se tenga que hablar de dignidad, de honestidad, pulcritud y moralidad dentro de estos profesionales.

No son uno, ni dos, ni tres los casos que han caído en sus manos donde “ni para el gas ni la gasolina” de su vehículo ha conseguido. Muy por el contrario, soy testigo de que muchas veces ha tenido “que sacar de sus bolsillos” para cubrir los gastos en que ha incurrido en muchos casos, sobretodo cuando sale de Santiago.

Es que Víctor no pregunta ni piensa en $$$ cuando tiene que defender a alguien que vea pisoteados  o amenazados sus derechos como ciudadano. No antepone para nada sus aspiraciones económicas por encima del deber y de la solidaridad.

Para muestra, dos botones
   
Podría –en esta Trinchera-poner infinidad de ejemplos que lo catapultan como “un abogado del pueblo”. Por razones de espacio, me voy a concretar a dos: los casos de Braulio Vargas, un falpista de Navarrete acusado de dos muertes, y el de los Peregrinos de Moca.
   
Ha sido el abogado de Braulio desde un principio y se mantiene firme. Por estos días, creo que se conocía un recurso a su favor, si mal no recuerdo. Guarda prisión en Rafey.
   
El de Los Peregrinos, de Moca, ha sido el más intenso y el más complicado, diría. Por un lado, estuvo el  de Juan Comprés (Guanchy) , quien fue víctima de una trama cuando agentes intentaron colocarle droga en su vehículo.

Víctor estuvo a la cabeza de la defensa aunque -sobre la marcha- se agregaron varios otros abogados, incluso desde Santo Domingo. Guanchy debió ser liberado sin formulársele  cargos, lo que fue un gran triunfo de la justicia y sus defensores, de lo que tiene una cuota mi sobrino.

Otro triunfo para Víctor -como abogado- fue el haber conseguido la libertad del  también peregrino José Miguel Balbuena (Papo), envuelto en un incidente donde resultó herida una persona.

Balbuena -contra quien pesaba una medida de coerción de tres meses- fue  libertado por una corte de La Vega esta misma semana. Fue otra victoria más para el joven abogado.

Que siga siendo ejemplo

    Y así podría continuar poniendo ejemplos, pero el espacio no me lo permite. Hoy quiero reconocer  sus aportes en el campo del derecho y expresarle nuestra admiración profunda y nuestro orgullo como familia que soy de él, como ciudadano y como periodista.
   
Espero que siga transitando por el mismo trayecto del sol, que siga siendo ejemplo, que resista las ofertas tentadoras, que tenga claro que no todo el dinero   ni se coge ni se gana.
   
Que -durante su ejercicio- no haya un solo dedo acusador que pueda señalarlo  y que siga siendo el abogado del pueblo que es desde que salió de las aulas. Que Dios lo proteja y lo guie.

Seguimos en combate…hasta la victoria siempre!