Ultima Actualización: miércoles 28 junio 2017  •  04:09 AM
Danilo comprometido contra la corrupción e inversión a favor de los más pobres
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  viernes 9 junio 2017

 El 27 de febrero en un mensaje a la Nación, el presidente Danilo Medina, habló fuerte y claro contra la corrupción.

Dijo el mandatario que en su gobierno no hay vacas sagradas y que en el caso de los sobornos de Odebrecht el Ministerio Público y la justicia tienen plena potestad para investigar hasta las últimas consecuencias y sin limitaciones quiénes se beneficiaron de esa acción ilícita “caiga quien caiga”.

El presidente Danilo Medina dijo: “Asumí un compromiso, ante Dios todopoderoso, ante mi familia, ante mi país, ante este Congreso, ante mi partido, ante los padres fundadores, ante Juan Bosch y no los voy a traicionar.

“Quiero dar garantías a los dominicanos de que todo aquel que haya incurrido en este esquema ilícito será sometido a la justicia”, afirmó Medina

Tal como lo ha dicho y prometido, las acciones ejecutada por la procuraduría de la Republica, el apresamiento de ministros, funcionarios de su gobierno, legisladores, senadores de su partido y la oposición, dirigentes políticos, es ilustrativo y demuestra que cuando un gobernante se decide, puede realmente tomar medidas tajantes y categóricas para preservar la decencia y los intereses del país.

Es un compromiso con el pueblo, con el país, que refuerza sus políticas para combatir las prácticas de corrupción, lavado de dinero, etc.

Indiscutiblemente que Republica Dominicana ha tenido avance significativo en los diferentes renglones de nuestra economía y las políticas públicas, de bienestar y desarrollo vial y de infraestructura, pero ser un país moderno significa ser un país honesto y no corrupto. ¿Y qué significa ser un país sin corrupción? Primero, recuperar mucho dinero para el presupuesto de todos. Pero, también significa establecer una agenda de prioridades fundada en el interés común y no en el de la coima, de la corrupción, y en ese objetivo fundamental está el presidente Danilo Medina, demostrándolo con hechos, no solo con palabras.

Es significativo y de trascendencia que el presidente de la República haya definido la lucha contra la corrupción como una política integral en la cual asume los reclamos de la sociedad civil, de los ciudadanos, y demuestre en acciones tangibles una vocación por reducir la desigualdad, impulsando la recuperación del crecimiento económico y los niveles de inversión a favor de los más pobres atreves de las visitas sorpresas y otras medidas sociales.

El presidente toma distancia con la corrupción…

Preocupa sin embargo que uno no vea en esta nueva ola anticorrupción que liderea el gobierno alguna declaración oficial del sector privado solidarizándose con estas medidas de profilaxis social y moral. ¿Alguien lo ha visto? No

El sector privado como tal tiene que emitir algún manifiesto, un compromiso de luchar contra la corrupción, deberían dar el ejemplo anunciando la separación de sus cargos de todo presidente, gerente o mando medio que se vea involucrado en algún acto de corrupción.

El país tiene que adentrarse de una vez y por todas al adecentamiento de la vida pública y privada.

El sector privado no se puede quedar callado en estos momentos que se van convirtiendo en clamor nacional, y que definirá un accionar nuevo de la lucha política, de los partidos y el liderazgo general.

Los periodistas haríamos bien en presionar a la cúpula del sector privado a hacer acto de presencia en esta campaña anticorrupción, apoyando públicamente al gobierno, al presidente Danilo Medina, porque si dejamos apagar esta iniciativa, con ella se nos puede ir la vida democrática y la convivencia nacional.

El autor es periodista