Ultima Actualización: viernes 15 diciembre 2017  •  07:00 PM
¡Algo se me fue contigo…mamá Lucila!
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 27 mayo 2017

Mañana el calendario marca el 28 de mayo. Es el último domingo de mayo. En República Dominicana este día está consagrado al ser más sublime que hay sobre la tierra: la madre.
   
Aunque –claro- soy partidario de que no debe haber sola una fecha para recordar y rendir homenaje a mamá, sino que esto debe de ser siempre, todos los días del año y si se pueden agregar días, perfecto.
   
Pero bien, mañana por tradición aquí celebramos su día –el comercio de la sociedad capitalista lo ha impuesto así (día del amor y la amistad, día del padre, de las secretarias, y así- por lo tanto,  hay que sumarse a esta celebración.
   
Aquellas y aquellos que  tengan “a sus viejas vivas”, que les brinden todo el cariño del mundo, que las mimen, que las respeten, que se lleven de sus consejos, de sus orientaciones porque difícilmente pueda aparecer una persona en la vida como la madre. Digo no, no hay otro ser que la iguale.

En mi caso particular, este sábado volveré al cementerio -voy periódicamente- a renovar las flores en la tumba de la mía, Lucila Mercedes, que partió al lado del Señor el 11 de enero del 2007, diez años ya y parece que fue ayer.
  
 Cuando murió, mamá  tenía 92 anos, es decir que hay que ser conforme pues bastante tiempo Dios la dejó  entre nosotros. Hay algunas que mueren “en la flor de la juventud” y peor, hay otras que  unos desgraciados les arrancan la vida violentamente.
    
A pesar de todo, ese 11 de enero del 2007, debo confesarlo, ALGO SE ME FUE CONTIGO, MADRE. Hoy le rindo homenaje como hijo agradecido que me siento y me sentiré. Siempre llevaré  a mi mamá  Lucila en mi corazón y en mi mente.

Creo que si pude sobrevivir  a la semi-dictadura balaguerista de los 12 años, y en otras ocasiones, fue por todas las oraciones y todos los pedidos que mi madre hacía por mi cuando estaba en la calle. A ella le debo además –en gran medida- lo poco que he alcanzar ya que siempre me alentaba y protegía, y me estimulaba para que continuara adelante.

Por lo tanto hoy le digo…el día que partiste a los brazos del Señor, que algo se me fue contigo, madre, como lo dice en su tema Rocio Jurado, el cual le dedico:
Algo se me fue contigo,
madre,
algo se me fue prendido,
madre,
en las alas de tu alma,
madre,
o en tu último suspiro,
madre,
esa eterna madrugada,
madre,
algo se me fue contigo,
madre.
Algo se me fue contigo,
madre,
algo siento que me falta,
madre,
las raíces de mi vida,
madre,
en tu vientre se quedaron,
madre,
en la tierra que tú abonas,
madre,
algo mío te acompaña,
madre.
Algo se me fue contigo,
madre,
las raíces de mi vida y de mi sangre. (hasta aquí).

Por los demás, aprovecho estas TRINCHERA para felicitar  a todas las madres dominicanas que viven, incluyendo a mis hermanas Margarita Emilia, que reside en Santiago, y a Ligia Mercedes (Miguelina), con residencia en Santo Domingo, y a todas las demás mujeres de nuestra familia que son madres, a las que nos leen cada semana y en fin, a todas en sentido general.

Miles de frases y de pensamientos se han escrito en el mundo dedicados a la madre,  pero pocos deben resumir su grandeza y su importancia como esta de Edwin Chapin: Ningún idioma puede expresar el poder, belleza y heroísmo del amor de una madre.
 Bendiciones!
Seguimos en combate…hasta la victoria siempre!