Ultima Actualización: martes 27 junio 2017  •  11:16 AM
Una acción monstruosa contra el peregrino de Moca
Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  martes 9 mayo 2017

                             EDITORIAL

Una acción  monstruosa contra el peregrino de Moca

El país no sale del asombro con la actitud asumida por sectores oscuros que pretendieron asesinar moralmente al dirigente popular Juan Compres de Moca, bien conocido por su vinculación con las luchas sociales.

No se trato de otra cosa de sectores perversos cuando le lanzaron  drogas a su vehículo para tratar de presentarlo como un delincuente, que actúa para dañar a la sociedad. Esa acción infame indica que todavía quedan actores políticos y policiales capaces de las peores aberraciones, propias de las dictaduras.

Esa práctica fue muy recurrente durante el régimen de los doce años de Joaquín Balaguer, pero hay que indicar que en aquella oportunidad la mancha era menos pecaminosa, pues la implicación era de tenencia de armas de fuego y no estupefacientes.

Es decir que ahora la carga ominosa sería peor porque un arma de fuego se puede ver como un delito con mucha carga política y menos de tacha moral.

Pocos aceptan que esto se trata de una iniciativa solamente policial, sino que es casi seguro que hayan manos políticas del litoral; oficial envueltas en esta medida vulgar y propia de gente de mala calidad humana.

Posiblemente cualquier acción de castigo recaiga solamente en los agentes policiales que paguen como chivos expiatorios, mientras los responsables mayores escurran el bulto en la sombra de la impunidad.

Con esto crece la indignación en la sociedad y gana espacio la Marcha Verde, de la cual Guanchi, la víctima, es un exponente de primer orden en la comunidad mocana y eso es lo que molesta a quienes les temen a ese movimiento.

Este acontecimiento debe poner en alerta a todos los sectores sensatos de esta sociedad, para salirle al frente a cualquier intento de tratar de reeditar métodos tan deleznables, como ese de querer matar moralmente a quienes disientan políticamente de los que detentan el poder.