Ultima Actualización: domingo 20 octubre 2019  •  01:30 PM

Apoyo para Venezuela desde Santiago

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 29 abril 2017

Venezuela –tal y como lo habíamos anticipado en una Trinchera anterior- vive quizás los momentos más críticos después del fracasado golpe de Estado contra el Comandante Hugo Chávez Frías, el 11 de abril de 1992.
    
La violencia irracional -auspiciada por grupos fascistas- ha dejado una treintena de muertos y destrucción por doquier. Todo esto, como lo dije anteriormente, forma parte de un guion para tratar de sacar -por la fuerza- a Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores, y así poner fin a la revolución bolivariana.
    
Ante el cuadro que vive Venezuela, nación con la que nos unen estrechos vínculos comerciales e históricos, en República Dominicana se ha activado un contundente movimiento de solidaridad.
    
En lo que respecta a Santiago, el pasado martes hubo un masivo encuentro con la prensa con la presencia del embajador venezolano en el país, Ali de Jesús Azcategui Duque, donde las fuerzas vivas emitieron un documento de solidaridad con la patria de Bolívar y de Chávez, el cual queremos compartir íntegramente en esta TRINCHERA:
FUERZA DE LA REVOLUCION, MOVIMIENTO PATRIA PARA TODOS(AS), PARTIDO COMUNISTA DEL TRABAJO, FRENTE AMPLIO, FALPO, MPD, ALIANZA PAIS,CMC, MFHM Y COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA- SANTIAGO:

Desde el Primer Santiago de América, este conjunto de organizaciones revolucionarias, progresistas, feministas y solidarias, expresamos nuestra total e incondicional solidaridad con el pueblo y el gobierno venezolano ante la actual ofensiva de la derecha fascista, la oligarquía y el imperialismo norteamericano.
   
 Alertamos a las dominicanas y dominicanos para que no se dejen sorprender en su buena fe. Al imperialismo y la oligarquía venezolana no les interesa en lo más mínimo la suerte de las y los pobres de Venezuela, lo que les interesa es apoderarse de la mayor reserva de petróleo del mundo que está en ese hermano país.
     
Tenemos la información de que venezolanas y venezolanos, financiados en sus viajes, han llegado a nuestro país a hacer teatro sobre la falsa hambruna y supuesta dictadura, con el fin de ganar la opinión pública internacional e intentar lo que la oligarquía y burguesía rancia no tienen capacidad de hacer por falta de apoyo popular: provocar una intervención norteamericana para sacar del poder, mediante la vía violenta, al  presidente Nicolás Maduro Moros y proteger  a los delincuentes anti-patria.
     
Ante la escasez de productos y bienes, acaparados y escondidos por inescrupulosos comerciantes y mercaderes de Venezuela, el gobierno  garantiza los alimentos de primera necesidad a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción, (CLAP), lo que ha sido una respuesta eficaz contra  la especulación, al bachaqueo y la escasez provocada por los poderosos de ese país con el propósito de que el pueblo se desespere y se subleve contra Maduro.
    
Al imperialismo y la oligarquía venezolana les irrita que en Venezuela se haya eliminado el analfabetismo y que -junto a Cuba- haya contribuido también a erradicarlo en Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Ecuador y otros países.
   
  Al imperialismo y la oligarquía de ese país les irrita que Cuba y Venezuela le hayan devuelto la vista totalmente gratis a un millón seiscientos mil pobres venezolanos, latinoamericanos, caribeños y de otras partes del mundo a través del programa Operación Milagros.
     
A ese imperialismo y a esa oligarquía les irrita que Venezuela haya beneficiado a países pobres como Haití, República Dominicana y otros, a través de Petro-Caribe, financiándoles petróleo a 20 años al uno por ciento de interés anual, pero más les irrita aun que Venezuela le facilite petróleo a los pobres de EEUU para calefacción y que  no mueran de frio durante el invierno.
     
A esos malvados les molesta que la revolución le haya entregado más de un millón seiscientas mil (1, 600,000) viviendas a igual número de familias necesitadas a través de la Misión Vivienda.
     
Les molesta, por igual, que la revolución le garantice la salud gratis al pueblo y por eso arremeten contra el Hospital Materno-Infantil Hugo Chávez del sector El Valle -periférico a Caracas- donde había 54 niños que estuvieron en peligro junto al personal médico del centro. Esto tiene que saberlo el mundo y condenarlo de la forma más enérgica.
     
Pedimos al pueblo dominicano que recuerde lo que pasó aquí -en 1963- cuando el gobierno del profesor  Juan Bosch tomó medidas a favor del pueblo. En ese momento, se desató   una campaña mediática encabezada por la oligarquía criolla, la jerarquía de la Iglesia Católica y el imperialismo norteamericano, lo que terminó con un golpe de Estado, seguido de una revolución  y una intervención gringa en nuestra patria, cuyo 52 aniversario se recuerda precisamente por estos días.
     
A la  derecha  venezolana no le interesa el diálogo, no le interesa llegar al poder por la vía institucional porque tendrían que asumir los acuerdos que existen con Cuba, Irán, China, Rusia y otros países. En cambio, si llegan a través de un golpe de Estado o de una intervención gringa, pueden desconocer los mismos y otros, como Petro-Caribe.
Recordemos lo que pasó en Irak, con las famosas armas químicas, que nunca aparecieron; comparemos cómo vivía la mayoría en Argentina, y cómo vive ahora con el derechista Macri; comparemos cómo vivía l mayorías en Brasil, con Dilma y Lula, y cómo vive ahora con Temer.
     
Hacemos un llamado a todos(as) los patriotas y revolucionarios de nuestro pueblo a mantenernos alertas y en actitud de combate para estar prestos a llevar nuestra solidaridad más allá de las palabras si la patria de Bolívar y de Chávez si se violenta la soberanía y se impide la libre auto-determinación en Venezuela
     
Llamamos al gobierno dominicano a pronunciarse en solidaridad con el gobierno revolucionario de Nicolás Maduro, que recuerde que el que calla otorga.

¡Ni golpe de Estado, ni injerencia yanqui en Venezuela!
¡Fuera  la OEA y su títere Luis Almagro!
¡Si a la soberanía y a la autodeterminación de los pueblos!
¡Viva Chávez, viva Maduro y viva Venezuela! (Hasta aquí).

Seguimos en combate…hasta la victoria siempre!