Ultima Actualización: viernes 18 octubre 2019  •  12:59 PM

Murales de Ciudad: innovador arte público de Santiago

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 15 febrero 2017

En las pasadas navidades el Alcalde de Santiago, Abel Martínez, nos declaró su interés de promover la iniciativa “Murales de Ciudad”. De inmediato visualizamos en su enfoque, la oportunidad más elocuente brindada por gobierno municipal alguno al sector artístico del país, para movilizarse exitosamente. Valórese el giro: en vez de promover que el Ayuntamiento “pintara murales”, el estratega político se enfocó en cómo el gobierno local, ejecutaría un programa sostenible que colocara en primer lugar la promoción de los creadores culturales. La estrategia está clara: promover, nunca sustituir, el ejercicio innovador de los artistas visuales, pintores y muralistas. 
     
Encantado de tal inteligencia de Estado, inmediatamente respondí asertivamente. En esta virtud, como él acostumbra a indicarme, expresó: “líder pongámonos en eso y diséñese una propuesta de concurso y convenio de gestión para tales fines, con el Centro León y el Plan Estratégico (PES)”. Asimismo lo hicimos. Lo demás es historia vivida y contada: Santiago tiene el primer y único concurso de Murales de Ciudad de República Dominicana, Centroamérica y El Caribe.         
    
Según estimaciones ponderadas por el CDES, los pintores expertos y aficionados activos en Santiago, podrían alcanzar un rango variable de 168 a 300 artistas visuales. Según el maestro y consumado crítico de arte, Danilo de los Santos y la consulta de varios grupos focales, en Santiago no existían vínculos fecundos entre la labor artística y las políticas públicas que orientaba el Ayuntamiento y el Ministerio de Cultura. El concurso Murales de Ciudad, Santiago Corazón Cultural de la Patria, origina una fase renaciente de la política cultural, donde el gobierno local asume el auténtico rol que le incumbe: ser un verdadero gestor cultural que no sustituye sino que promueve con equidad, el ejercicio de las artes visuales y escénicas en Santiago. 
    
Exactamente ese es el objetivo del concurso: promover el principio democrático de participación social a través de procesos artísticos dirigidos al embellecimiento urbano de muros, paredes y fachadas descuidadas de Santiago, como generador de movilización artística y atractividad hacia diferentes espacios públicos. Siendo la ubicación, mantenimiento y protección una competencia del Ayuntamiento (Ley 176-07. Art19); y por igual la organización de visitas guiadas a los murales. 
    
Quedamos impresionados por la coherencia de este objetivo con los resultados cualitativos expresados en los murales. El jueves 9 y viernes 10 de febrero nos tiramos a la calle, Domingo Batista, Danilo de los Santos, Kilia Llano, Luis Felipe Rodríguez y quien suscribe, a realizar jornadas exhaustivas de evaluación. Las sesiones se realizaron en la mayoría de barriadas. El pasado lunes 13 en el Salón Ejecutivo del Centro León, hicimos la revisión final de todas estas obras de arte público y el ajuste de puntajes; fundamentados en un escrutinio fotográfico proyectado en pantalla grande organizado por Walder Gómez, fotógrafo oficial del Ayuntamiento. El ganador es Santiago pues estamos ante el mayor estímulo a las artes en espacios públicos del país. Los premios serán entregados hoy 15 de febrero en el Anfiteatro del Palacio Municipal de Santiago. 
    
Los murales de ciudad son parte de la Agenda de Cultura para el Desarrollo (ACD) y de sus conceptualizaciones de cultura. La ACD es un proyecto consensuado por 250 artistas, gestores y organizaciones sociales, culturales y empresariales.         

Los Murales de Ciudad facilitan la acumulación de nuevos saberes, capacidades y funcionalidades, son consistentes con las formas de ser, estar y hacer de la gente. Evidencian que todos los pueblos tienen cultura. Más que concentrarnos en “ausencia y presencia de cultura”, “desarrollo cultural” y “llevar cultura a los pobres”, conceptos retrasados de acuerdo al consenso de UNESCO, evidenciamos que la cultura no se lleva, ni se trae, sino que se concreta en el mismo modo de vivir de la gente. 
    
Igualmente, los murales de ciudad evidencian que la cultura es un recurso para el desarrollo. La cultura aporta herramientas, medios y procedimientos para lograr capacidades y funcionalidades que impulsen el crecimiento de la riqueza, generen empleos formales e inclusión social, convirtiéndose en un medio sostenible para alcanzar el desarrollo de las ciudades. 
    
Los murales de ciudad además de su calidad visual, tienen la virtud de proyectar gentes comunes, artistas y personajes santiagueros, dominicanos y caribeños pintados con motivos de ciudadanía, animación sociocultural y patriotismo. Igualmente se murales de diversos lenguajes corporales, señales, hechos y territorios que expresan situaciones históricas, gestas patrióticas, edificaciones, nichos ecológicos. Los murales de ciudad son auténticas revelaciones que fortalecen el sentido de identidad y pertenencia de los santiagueros.