Ultima Actualización: viernes 18 agosto 2017  •  07:00 PM
Trump, Odebrecht, estrategias y Medina
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 24 enero 2017

Está demostrado que los triunfadores  no son los que más  hablan, sino los  que aplican mejores estrategias.

Donald Trump, el nuevo Presidente de Estados Unidos, se mantuvo en un perfil bajo los primeros meses de su elección como candidato presidencial, al extremo de que ya el mundo daba a Hillary Clinton como la primera mujer que ocuparía la Presidencia de esa gran nación. ¡Pero no fue así!

Hillary, como ya lo escribí en un trabajo anterior, descuidó los grandes medios de comunicaciones, que tampoco Trump le estaba haciendo ningún caso, pero los estrategas de éste lo alertaron  de que éstos estaban sueltos y había que controlarlos.

¡Y  así fue!  Usando su gran poderío económico, Trump cambió la percepción de derrotado, porque los principales periódicos comenzaron a bajarle puntos a Hillary y a subírselos a él. Real o no, pero así ocurrió.  

Hillary se concentró en la defensa del aborto y Trump  en rechazarlo. La estrategia del candidato  negoció con las poderosas Iglesias en Estados Unidos y así aparecieron millones de  votos para que Trump ganara. 

El Presidente norteamericano observó  desde su limosina presidencial una marcha de mujeres, y “algunos hombres”, defensores del aborto,  en su totalidad, lo que se entendiendo como una advertencia al jefe de Estado, para si éste persiste modificar la Ley que mantiene una carnicería humana matando niños antes de nacer.

Pero Trump tiene el compromiso de cumplir con su palabra con las instituciones religiosas. Si incumple, no podrá optar por una reelección. Los que participaron en la marcha en Estados Unidos, son de los que votaron en contra de Trump en las elecciones pasadas. Eso indica que el Presidente no va a perder votos, porque nunca esos votantes lo apoyaron.

El gobernante necesitaba 270 votos electorales para ganar las elecciones y logró 306, 36 más de  del número que se requería. ¡Sólo fueron suficientes las estrategias! Ganó en casi todos los  Estados con menos votos  electores y luego le fue fácil triunfar, usando sus recursos, en algunos mayoritarios, para variar la votación  a su favor.

En nuestro país, desde el Palacio Nacional, salió la idea de actuar en contra de la empresa  Odebrecht, implicada  en escándalos de sobornos a políticos y empresarios. El gobierno ya está ganando, porque la empresa se comprometió a devolver  184 millones de dólares y el Presidente Danilo Medina, que es un gigante de las estrategias, va a salir bien del problema.

Además de los millones de dólares que el gobierno va a recibir, también irá apartando a empresarios-contratistas implicados en el problema, para hacer uso de otros de más confianza para el gobierno.  El presidente Medina, que tiene los ojos pequeños, pero con una vista amplísima, sólo ve lo que le conviene en cada caso. ¡Es una estrategia que le sigue dando buenos resultados!

 Fue capaz de renunciar de la Secretaría de  Estado de la Presidencia en el gobierno de Leonel Fernández,  el órgano más poderoso de la administración oficial, para construir su propio proyecto político.

¡No  es verdad que el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, está llevando a cabo las investigaciones en contra de la Odebrecht, empresarios y políticos implicados en escándalos en los sobornos,  sin contar con la autorización del Presidente Medina!

El jefe de Estado y miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), es un maniobrador de conflictos. Sabe cómo sacarle buenos resultados.  Si no es como decimos, ¿Por qué, contando con más del 98 de los senadores,  no pasa la Ley favoreciendo el aborto? ¡Sólo amaga!

¡Y es verdad que la mayoría de senadores no aprueba las modificaciones que introdujo el Presidente al Código Penal para aprobar el aborto, porque están en contra de la  postura del gobernante!  Nadie cree eso.

El presidente esperó  que saliera el gobierno de los demócratas, que legalizó el aborto en Estados Unidos, y cual presionaba al Dominicano para que hiciera lo mismo. Ya el Presidente Medina puede decirles a los promotores del aborto en nuestro país: “Hice lo posible por complacerlos,  pero no se  pudo”.

Todas las Iglesias, la Católica, Adventista y la Protestante, mantienen una campaña tenaz en contra del aborto.  Un estratega, de la categoría del Presidente Medina, sabe que seguir con el tema  podría provocarle su final como político  trascendente y éste, con la alta popularidad que todavía mantiene en la sociedad, debe darle conclusión a ese gravísimo problema.

Y, con relación a la gran marcha al Palacio Nacional,  que contó con permiso oficial, hay que decir que detrás de ésta participó una poderosa “mano” dentro del  gobierno.  Observen las expresiones de satisfacciones que están haciendo los funcionarios del gobierno. “Es una clara evidencia de que desde el Palacio Nacional se influyó para esa protesta, aunque el ministro administrativo, José Ramón Peralta, diga que no. ¡Hay alegría en el  Palacio!

Pero fue una buena estrategia. ¿Por qué el Presidente Medina controla el gobierno, un sector del PLD y ahora otro de la oposición. El gran ganador de la marcha contra la impunidad, se llama Danilo Medina Sánchez.  Su gobierno está más fortalecido que antes de la marcha.  

Gracias por leernos.