Ultima Actualización: martes 22 agosto 2017  •  05:54 PM
El plan desorganizado de la Presidencia
Publicado por María M. Cabrera  |  Picantes |  jueves 22 diciembre 2016

Pa'tra como el cangrejo y desorganizado como una sopa de palabras, es lo que se ve, se siente y se vive para estos tiempos de Navidad en distintas localidades, comunidades y barrios marginados, populares y pobres del pueblo dominicano.

El trauma severo comienza cuando personas de todas las edades y condiciones de salud, hombres, mujeres, ancianos, minusválidos y niños hambrientos, se levantan de sus camas en oscuras y frescas horas de la madrugada para irse hacer una larga fila para y, si la dicha los acompaña, poder obtener su cena de Nochebuena que viene en una Caja de Navidad valorada en  RD1,300.00, la cual es suministrada por el Plan Nacional de la Presidencia.

El hambre de conseguir está caja que contiene vino, ron, ponche, arroz, aceite y otros productos de la canasta familiar y de la época, hace posible la creación de caos y conflictos entre la multitud hambrienta y por aquellos que encabezan la distribución desorganizada por parte del Plan Nacional de la Presidencia.

El clientelismo político que se vive durante su desarrollo, permite el maltrato físico y verbal entre aquellas personas que solo hacen la función de pavo de Navidad por parte de los gobiernos.

Este folklore, inspirado en el arte y el baile del desorden ha de ser evaluado, para así buscar mejores métodos para la distribución de estos alimentos, los cuales son tan humildes como la cara de miseria de quienes logran recibirlos, porque de la forma que se ha venido haciendo, en vez de ayudar, no más que una humillación a la mayoría de los dominicanos, que son los pobres.

El plan desorganizado de la Presidencia ha de evaluar el concepto de este tipo de ayuda, en la forma de que se está realizando y así evitar que pollitos sean asaltados y malogrados con alimentos en el buche, por turbas hambrientas. Ojalá llueva café en el campo.