Ultima Actualización: viernes 3 abril 2020  •  10:30 PM

“La generación Nini”

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 3 noviembre 2016

Dos nuevos conceptos se difunden por distintos medios de comunicación y se estudian en organismos mundiales, designando a dos generaciones de jóvenes que existen actualmente: los Millennials y los Nini. Los primeros, son aquellos jóvenes nacidos entre 1980 y 1995, y, que se hicieron adultos en el año 2000, constituyéndose actualmente en un tercio de la población de América Latina. Algunos organismos proyectan que ellos representarán en el 2025 el “75% de la fuerza laboral en el mundo”. Pero hoy me voy a referir solamente a la generación “Nini”,   porque ella es en la presente circunstancia dominicana el efecto, no las causas, de los problemas fundamentales que obstaculizan nuestro desarrollo.
   
Me llamó la atención ese calificativo de “Nini”. Me pareció una ocurrencia popularizada por algún comediante de televisión. Así que indagué. El término se acuñó originalmente en Inglaterra en 1999 como “not in employment, education or training”, es decir, literalmente, ni empleo, ni educación, ni entrenamiento, elaborado  por la Unidad de Exclusión Social  de ese país. Cuando el término se extendió por el mundo y llegó a América Latina, aquella expresión fue reducida a “nini”, o sea, refiriéndose aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan;  independientemente a si hubo intención peyorativa o no. Me pareció, sin embargo, la expresión más caribeña que latina.
   
Según el Banco Mundial, en América Latina, uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años entra dentro de la categoría de los “Ninis”. A juicio del educador M. Sedoff, especialista en políticas públicas, el origen del problema que presenta esa generación es el de carecer de estímulos y proyectos de vida, y, en este aspecto, el Estado debe entrar en acción de manera directa y responsable para paliar progresiva y sostenidamente este trastorno social. Cita el educador cuatro factores en los que se refleja el problema de esa generación: 1. El embarazo en adolescentes. 2. La necesidad económica. 3. La deserción escolar, y 4. La poca posibilidad de entrar un empleo formal.
   
Veamos algunas estadísticas al respecto.
   
1.    El embarazo en adolescentes es considerado un grave problema social. Ocupamos “el quinto lugar en embarazos de niñas y adolescentes entre los países de América Latina y el Caribe” (ENHOGAR). Un 22% de las adolescentes en nuestro país ha estado embarazada. El embarazo a temprana edad constituye el 44% de la deserción escolar.

2.    La necesidad económica. Según el informe Hoyos, Rugers y Szekely, indica que el 60% de los Ninis provienen de lugares pobres, y el 40% de lugares más pobres.
   
3.    La deserción escolar. Hay que atacar los factores externos e internos de la deserción, entre ellos, la calidad de la educación. Elevar los niveles comprensivos de la lectura, las matemáticas…
   
4.    El desempleo. La tasa promedio de desempleo entre hombres ronda el 9%, mientras que las mujeres fue de un 25% (2011). Eso equivale a decir que 4.5 millones de trabajadores del país estaban desempleados, y se van adicionando los “Ninis”.
   
En síntesis, la escuela de calidad en todos los niveles, multidisciplinaria y crítica, debe ser el centro ideal para disminuir los “ninis” y transformarlos en “Sisi” del desarrollo individual y social.