Ultima Actualización: domingo 16 diciembre 2018  •  03:33 PM

Un comienzo y un final para Abinader

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  viernes 23 septiembre 2016

El economista Luís Abinader, quien fuera candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en las elecciones pasadas, parece que se creó la idea de que él sería Presidente de la República y no dejó en su mente el espacio para la derrota.

En política, lo primero es saberse manejar. No dejarse llevar de las ilusiones ni las pasiones.

Los comicios presidenciales pasados dejaron, con la mala actuación de Abinader, un mal precedente. Ser culto viene de la cultura, que  no se logra porque la persona sea un buen médico, abogado, periodista o ingeniero.

La tradición de América Latina, con respeto a los candidatos, es que  el perdedor, aunque sienta que fue engañado, es la de reconocer la victoria del ganador cuando así lo declaran los organismos electorales.

Ocurra que las elecciones presidenciales dominicanas fueron en Mayo de este año, las cuales dieron como ganador a Danilo Medina, con un 61 por ciento de los votos.

Abinader, su opositor principal, obtuvo un 35 por ciento de los sufragios. Pero todavía éste anda por el extranjero y donde quiera que visita un lugar en República Dominicana, diciendo que perdió porque le hicieron un fraude: ¡61 a 35!

En el año 2012, Medina le ganó las elecciones al ex Presidente Hipólito Mejía, con un  51 por ciento a 47.

Mejía no esperó que la Junta Central Electoral (JCE) declarara ganador a Medina, sino que él, con el número de su centro de cómputos, sabía que había perdido y así declaró. Y las dos veces que perdió las elecciones, felicitó a Leonel Fernández y a Medina.

¿Ganó o perdió  mérito Hipólito Mejía con su actitud?  Me gustaría que sea Luís Abinader que conteste la pregunta.

Si éste  hubiese obtenido la cantidad de votos que logró Mejía, es posible que todavía en el país se estuviera en guerra armada. Mejía, cuando perdió de Leonel, obtuvo un 48 por ciento de los votos.

Muchas personas piensan que el ex candidato presidencial mantiene esa campaña, porque así debe ser considera su postura,  para tratar de evitar las críticas que lo señalan como responsable directo de la derrota, por estar imponiendo candidatos impopulares a posiciones de senador, diputado y alcalde.

Consideramos que si el ex candidato presidencial quiere sobrevivir a la crisis interna que tiene el PRM en los actuales momentos, en el cual se siguen originando renuncias de dirigentes, debe cambiar su posición.

No hay ninguna duda de que esa organización quedará bajo el control de Hipólito Mejía, quien, por ser un ex Presidente de la República, y tener mucha popularidad interna, como externa, se observa como su  principal figura.

Abinader no entiende que a los empresarios, de los cuales él forma parte, les incomoda su forma de ser, porque inspira inestabilidad. Éste  no demuestra ninguna condición de humildad. Más que seguir con su vergonzosa actitud, lo recomendable es que visite la base del PRM para que conozca su realidad.  

Gracias por leernos.