Ultima Actualización: viernes 3 abril 2020  •  10:30 PM

Padrinazgo y voluntariado de Protección del Sistema de Verde

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 14 septiembre 2016

En el contexto de la Ordenanza 3133-16 que declara por 100 días, el municipio Santiago en emergencia y riesgo, el Ayuntamiento de Santiago inició con fuerza el programa de Padrinazgo y Voluntariado de Protección de los Parques, Plazas, Plazoletas y Àreas Verdes. Decenas de entidades sociales, empresas y personalidades comienzan a involucrarse en esta iniciativa que inició en el Parque Lineal de Los Jardines Metropolitanos, dedicado a los Héroes del 14 de Junio. Este territorio está apadrinado por la empresa del ingeniero Luis Lora, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Viviendas del Cibao (APROCOVICI). La iniciativa rescata una tradición santiaguera muy arraigada en varias familias y generaciones, de cuidar el sistema verde natural de su entorno.

Los sistemas verdes de las ciudades están formados por diversas zonas de vida, tejidos naturales y agrupaciones de arboles, flores, yerbas, gramas, arroyos, norias, acuarios, aves, animales e insectos, entre otros. Son todas las zonas dentro de la ciudad y el municipio Santiago que están dedicadas, o pueden consagrarse de forma planificada, integrada y sistémica a la protección, conservación, control y producción del medio natural, espacios promotores de animación sociocultural, equilibrio ambiental, salud pública, bienestar social de la ciudadanía. Son áreas indicativas de que la urbanización de un territorio y el desarrollo del medio construido, llegaron a un límite donde debe reinar la Madre Tierra. 

Son territorios públicos y privados donde la naturaleza se presenta con toda la vida y biodiversidad que le caracteriza. Representan la totalidad de los espacios con vegetación y corresponden a la suma de las áreas rurales y naturales integradas en el tejido urbano. Son áreas con muy baja edificación y equipamiento, en las que el medio construido no agrede,  ni irrumpe estructural, ni físicamente en lo natural.

Este programa de padrinazgo de Parques, que impulsa el Ayuntamiento en coherencia con el objetivo de fortalecer un Santiago Verde, Sostenible y Amigo del Yaque, inició con la intervención de los parques urbanos, pero de ahí va a transitar estratégicamente a grandes áreas naturales que constituyen los límites verdes para el crecimiento de los Distritos Municipales de San Francisco de Jacagua, Hato del Yaque y La Canela; donde en coordinación con los Directores de Distritos dependientes del Ayuntamiento, se tendrán ordenanzas limitantes de las aprobaciones muchas veces venales, de uso de suelo. Lo mismo deberá coordinarse con los Ayuntamientos de Tamboril, Licey al Medio, Puñal y Villa González.   

Mientras en el entorno de los parques de la ciudad, el acceso al verde supera todos los indicadores internacionales de Naciones Unidas acumulando de 20-80 metros cuadrados de verde por habitante (Indicador es igual a 8 mts cuadrados/hab), existiendo en esa zona una sobreoferta del verde. En una Ciudad Metrópolis de 103 Km cuadrados hace falta más verde. La distribución de espacio público, áreas verdes y de animación sociocultural de la ciudad en 2010, indicaba que el 56% de la población tiene menos de 1 metro cuadrado por habitante, 7 metros menos de los convenidos por Naciones Unidas.

Esta realidad afecta una población estimada en más de 350 mil habitantes, demográficamente un 56% del municipio. Lo que significa que la mayoría de la población de la ciudad de Santiago no tiene acceso apropiado al disfrute de espacios públicos verdes y de animación sociocultural en el sector que habita. Se trata de habitantes que no viven en el centro histórico y en todo el polígono urbano central,  sino que residen en zona noroeste y sur de Santiago.   

En consecuencia, el pujante programa de Padrinazgo y Voluntariado de Protección de los Parques, Plazas, Plazoletas y Areas Verdes que impulsa el Ayuntamiento en los principales parques del polígono central de la ciudad, debe valorarse como una estrategia denominada por Jeffrey Sachs y muchos conceptuosos del desarrollo urbano-social, como una acción de ganancia temprana, victoria rápida o intervención de impacto inmediato, que lanza una decisiva señal del camino a recorrer por las actuales autoridades municipales en materia de gestión de espacios públicos y verdes.

El Padrinazgo Voluntariado de Protección de los Parques, Plazas, Plazoletas y Areas Verdes es una intervención concurrente con la necesidad de orden, pues expresa el ordenamiento territorial que habrá de convertir a Santiago en la primera ciudad con un exitoso proceso social de uso de suelo normado basado en un instrumento de planificación, de carácter rector y político-administrativo, para configurar la organización del uso, valor de uso y la ocupación del territorio, acorde con sus potencialidades y limitaciones, las expectativas de la ciudadanía y sus objetivos de desarrollo. En eso estamos.