Ultima Actualización: jueves 21 junio 2018  •  10:50 PM

Muchas lecturas con las visas de Roberto Rosario

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  viernes 9 septiembre 2016

                                            EDITORIAL

        Muchas lecturas con las visas de Roberto Rosario

Desde que se conoció la noticia sobre la cancelación de las visas a Roberto Rosario, presidente de la Junta Central Electoral, llueven las conjeturas y comentarios sobre las razones de esa radical medida por parte de Estados Unidos.

En este caso hay situaciones que no se ajustan a lo que es la tradición de esa nación, en materia de cancelar visados a dominicanos y posiblemente a ciudadanos de otros países.

Siempre esas medidas se realizan con discreción, que solamente a cuentas gotas se filtran a la opinión pública, y cuando los funcionarios diplomáticos y consulares son abordados por los medios de comunicación evaden el asunto.

Pero en esta oportunidad no fue así, solamente se mantuvo el silencio sobre las razones de la acción, pero no sobre la acción misma. Pues al parecer Estados Unidos quiere que el caso tenga el mayor efecto posible en la opinión pública.

Entre las lecturas del acontecimiento están que la alta dirección peledeista sepa que imponer nuevamente a Roberto Rosario, como presidente de la Junta Central Electoral, es un desafío a ese país y puede tener consecuencias.

Pero la realidad es que Roberto Rosario hace mucho que tiene cuentas pendientes con Estados Unidos, desde los cuestionamientos a su proceder con el famoso contrato de tecnología con la empresa Somo, pero sobre todo, con su actitud de despojar a decenas de miles de dominicanos de ascendencia haitiana de sus documentos de identidad.

Eso es visto en norteamerica  y los organismos internacionales, como una grave violación a los derechos humanos, llegando ser calificado por analistas dominicanos, como un verdadero genocidio civil contra personas humildes.

Este caso todavía tendrá muchas telas por donde cortar y los próximos días y semanas seguirán arrojando  repercusiones sobre el mismo, mientras se enciende el debate en los medios sobre su pertinencia, entre los áulicos del afectado y una parte activa de la opinión pública.