Ultima Actualización: martes 21 noviembre 2017  •  08:40 PM
Por convicción y no por presiones
Publicado por Redacción  x  |  Editorial |  miércoles 26 marzo 2014

El presidente Danilo Medina confiesa que recibe presiones para la Ley de Naturalización, pero que actuará en base a sus convicciones sobre el espinoso asunto.

Todo el mundo sabe que el mandatario está sometido a fuertes presiones de dominicanos y extranjeros en uno y otro sentido, sobre esa legislación tan controversial.

Los extranjeros todos, sin excepción, gobiernos y organismos multilaterales coinciden con el sector nacional que rechaza los términos de la sentencia, en cuanto a definir la nacionalidad.

Fuera de aquí nadie respalda la disposición que aplica la ley en forma retroactiva por más de ocho décadas.

Es correcto que el presidente diga que actuará por convicción y no por presiones, pues no puede escuchar a un solo bando, sino que debe buscar una salida, que si bien no debe ser solomónica, al menos que haga concesiones a ambos bandos.

La sociedad dominicana está polarizada sobre este tema, como ocurre con todo cuanto implica al asunto haitiano de por medio, donde llueven las descalificaciones reciprocas.

Pero algo que si debe tener presente el presidente Danilo Medina, es que la elaboración del proyecto de ley de naturalización y su envío al Congreso debe acelerarse, para e vitar la prolongación de este conflicto, y mandarle una señal positiva a la comunidad internacional.