Ultima Actualización: domingo 20 octubre 2019  •  01:30 PM

Parques de Santiago: espacios de vida y animación cultural

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 31 agosto 2016

La gestión del Alcalde Abel Martínez en el Ayuntamiento de Santiago ha lanzado una iniciativa creativa que debemos apoyar: remozar con participación social y voluntariado cívico, los Parques y Áreas Verdes de Santiago. Decenas de empresas santiagueras dando muestra de auténtica responsabilidad social, ya se preparan a colaborar.
   
El programa de Padrinazgo de Parques Urbanos de Santiago será decisivo, pues tenemos una futurista visión de la cultura coherente con esta intervención de alianza pública-privada del nuevo Ayuntamiento del Municipio Santiago.
   
La iniciativa permitirá articular los Parques de Santiago como un sistema de gestión que opere, eficientice, administre y mantenga el conjunto de parques, plazoletas y plazas, de forma que se garantice y amplíe el conjunto de espacios públicos, y oferte a la población excluida y de bajos ingresos, un mayor acceso al sistema verde, se eleve el índice de permeabilidad del suelo urbano y se realicen acciones permanentes de creación y promoción cultural.
   
En la ciudad de Santiago nos organizamos para recuperar los parques como espacios de activa y creativa animación sociocultural. Así lo aconseja el profesor catalán Félix Manito del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU), asesor del Consejo Estratégico (CDES). Santiago lo tiene todo, sólo tenemos que ordenar y alinear en una sola hoja de ruta, la buena gestión de parques, con un atractivo programa de presentaciones de artistas escénicos y visuales, pintores, dramatizadores, músicos y público en general, orientados por una Cartilla-Programa Cultural de edición mensual.
    
Los parques, plazas, plazoletas y áreas verdes como espacios públicos de animación sociocultural son analizados en la Agenda de Cultura para el Desarrollo, consensuada por más de 250 instituciones públicas, ONG y federaciones de juntas de vecinos. Se diagnosticó el sector cultural de Santiago y entre otros análisis técnicos, se colocó urnas para seleccionar en Casa de Arte, Acción Callejera, Centro León y Edificio Empresarial, los sueños culturales de las y los santiagueros.
    
Hasta ahora ninguna ciudad de esta isla lo había logrado, y muy pocas del Caribe y Centroamérica. Santiago tiene una futurista visión que coloca la cultura como eje de desarrollo. Que subraya la historia expresada en identidad, imagen y personalidad urbana que manifiestan en edificios patrimoniales que hablan y narran su mágico pasado.
   
Una ciudad de corazón colorido, con una ciudadanía apasionada que anhela un municipio que eduque, forme y contrate auténticos gestores que transformen la ciudad con la música del perico ripiao, la bachata y el son; donde el arte y la artesanía creativa se hagan para vivir. Ciudad en la que todas y todos soñemos y trabajemos por un Santiago que es proyectado como “Alma Cultural de la República”.      
    
De acuerdo a las experiencias internacionales compiladas por el CIDEU, existen al menos seis (6) criterios técnicos a tener en cuenta para que parques, plazoletas y áreas verdes sean decisivas para la animación sociocultural: i) la localización de la actividad; ii) la multifuncionalidad de las acciones; iii) la seguridad ciudadana; iv) el público que deseamos atraer; v)una gestión social y participativa y vi) medir el impacto positivo y negativo sobre el entorno ambiental.
    
Igual que hoy hace el Ayuntamiento, en ciudades exitosas de Iberoamérica que poseen Agenda Cultural, recuperar parques y plazas para la animación es política municipal. La recuperación festiva de parques,  calles y espacios públicos es para el CIDEU, la primera línea de actuación en la gestión cultural.

Sobre parques, calles y cultura, muchos pensadores subrayan que gran parte de las gestiones culturales de los Ayuntamientos se centra en ejecutar, y en muchos casos, hasta “inventar” un programa de fiestas. En Santiago no hay que inventar nada sólo hay que compilarlo en un almanaque, programa  o cartilla cultural de publicación periódica. Que todo el mundo sepa que actividades de animación sociocultural acontecen cada día.   
    
Sin embargo, debemos poner atención a los objetivos de la intervención, para no quedarnos como dicen los pregoneros del Estadio Cibao, en “cerveza, refresco y rooomo”. Hay que ir más allá de lo estrictamente festivo, y vincular Cultura y Desarrollo.
    
Conseguir que la ciudadanía se apropie de los parques y de las fiestas, festivales y ferias, que tenga sentido de pertenencia e identidad con ellas. Que el empresariado y la sociedad civil jueguen un papel protagónico que sea corresponsable con el Ayuntamiento en los parques y áreas verdes. Que se articulen espacios de convivencia y diversidad, y que se cuide la oferta de espectáculos populares que sean contagiosos, y sobretodo vivificantes de nuestras las industrias culturales.