Ultima Actualización: domingo 16 diciembre 2018  •  03:33 PM

Manos que dan esperan...

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 30 agosto 2016

En  el ámbito de la política lo que se recibe tiene su contrapartida.  Y esto no es solamente que debe estar claro para quienes dirigen desde sus cargos o posiciones públicas los destinos de alguna comunidad, municipio o de una nación, sino también para nosotros como: ciudadanos,  munícipes o votantes; para que sepamos luego concatenar y relacionar, un supuesto "empresario"; donador; amigo; familiar; entre otros; que de la noche a la mañana comienza a recibir contratas, obras, o funge como testaferro; y asimismo su poder económico y de influencia aumenta; tienen que ver el nivel de relación que posee ligado al poder que lo alimenta o que tiene cerca.
   
La famosa frase aquella de que: "las manos que dan esperan recibir"; es algo que se ha estado viendo no solamente en nuestro país,  sino a nivel internacional. Todo el que "invierte" en un candidato o su llegada al puesto, casi siempre, para no caer en lo absoluto,  buscará recuperar lo ofrecido. Esto lo hemos visto en Panamá con el ex  presidente  Ricardo Martinelly  y más reciente acusación contra el ex presidente salvadoreño,  Mauricio Funes, cuando cables y agencias periodísticas indica  lo siguiente y citamos:  "El miércoles 17 de agosto, El Salvador se detuvo al conocer que la Fiscalía allanaba a uno de los amigos y empresarios más cercanos del ex presidente Mauricio Funes. Miguel Menéndez Avelar, “Mecafé”, era un intocable hasta hace apenas dos años. Funcionario durante el primer año de la presidencia de “El Pato” y un ganador serial de licitaciones públicas, cayó en desgracia y la FGR irrumpió en siete de sus propiedades y oficinas. Los investigadores buscaban documentación que comprobara la manera en que sus compañías se beneficiaron durante la presidencia de su íntimo".
   
"De 58 años, “Mecafé” supo construir un imperio empresarial. FAM, Compañía Salvadoreña de Seguridad; Industrias Kawaki; Horse Power; Fundación Patria Unida, CIFCO, CARSU, Industrias San Chia, Corporación Redes; Polistepeque; Anfabra; Romel; Security Advance Product; Servicios de Seguridad Privada; Sistemas de Seguridad y Limpieza; Latin America Spas; Mercadeo y Publicidad Internacional; Menéndez Arriaza; Bienes y Servicios; Caribe Transport Consolidators; Compañía Electroamericana; Distribuidora Coper; Vetagro; Encalybur; Distribuidora Juang; Fundación de la Fraternidad Misionera de Onuva; Golden Alpha; Lesteka; Modulo 3 Video Producciones;Alternativas de Construcción en El Salvador y Mecafé".
   
Esto indicado más arriba, no es nada nuevo y cada vez es más frecuente el encontrar como ciertos políticos se dedican a utilizar todo tipo de maniobras para beneficiarse o facilitar a otros que antes le brindaron la oportunidad de hacerlos llegar al poder del cargo que ocupan y les están devolviendo el favor. Utilizan empresas ficticias, cuentas, terceros, familiares,  allegados,  amigos y cómplices; que están dispuestos a todo con tal de llevar a cabo la trama y empresa criminal en la que se han inmerso basada en  la ambición que ya los ha atrapado también.  
   
Esto siempre ocurrirá,  porque estamos siendo dirigidos por ser humanos, lo importante será o dependerá del sistema que se posea y el  nivel institucional que permita develar, descubrir, y castigar ese tipo de acciones. Mientras no sea posible eso, la impunidad seguirá reinando, creando sus hijos o consecuencias como: la delincuencia, la desigualdad, corrupción, desconfianza, descomposición y mayor pobreza.
  
 Por eso el mejor consejo que se les puede ofrecer a los que llegan a cargos nuevos o entran al ruedo político y no se han maleado todavía, que cuiden su accionar y su entorno.   Y aún aquellos ya corrompidos; que tarde o temprano las reglas de juego cambian.  Que los pueblos o comunidades despiertan. Y que se cuiden del dicho: "todas la manos que dan esperan recibir", nada es gratuito. Porque esas tentaciones tarde o temprano siempre les dejará una marca o cola que les permita ser pisada y descubiertos, ante la verdad.