Ultima Actualización: viernes 15 diciembre 2017  •  07:00 PM
El informe sobre la educación de calidad en R. D
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 25 agosto 2016

Recientemente fue publicado en la prensa virtual los informes para la educación de calidad para todos, fechados en el  2015, y en ediciones separadas comprende a varias naciones latinoamericanas, y versan sobre el estado de las políticas públicas docentes: en la antesala de la transformación, los mismos fueron posible gracias a la “cooperación técnica y financiera entre PREAL, que impulsa el Diálogo Interamericano en Washington, D. C. y EDUCA, en Santo Domingo, República Dominicana”. Por razones obvias solamente  tocaré algunos aspectos relativos al caso dominicano.

El texto contiene lo siguiente: Resumen ejecutivo, Informe de seguimiento, La educación que se quiere aún está pendiente, Estado de la política docente, Principales hallazgos y recomendaciones de política, y, finalmente, la bibliografía.

  1. En el Resumen ejecutivo los redactores del informe reconocen algunos logros de

parte de las actuales autoridades, y citan el incremento significativo del presupuesto a educación; así como el mejoramiento de la infraestructura escolar, la tanda extendida, la calidad de los educadores, el mejoramiento de los incentivos económicos (aunque en su aplicación existe un efecto de “inequidad”). Sin embargo, el informe consigna que en cuanto a los resultados de aprendizaje, “los estudiantes están por debajo de sus pares latinoamericanos”.

  1. En otra parte titulada “Maximizar oportunidades de aprendizaje en  el aula”,

 considera que se pierde mucho tiempo de clases, 1 de cada 5 días del calendario escolar, por lo que nuestro país está todavía muy por debajo del estándar internacional. Entre las principales causas para la no docencia en el sector oficial para el año lectivo 2011/2012 son: por la inclemencia del tiempo, un 23%, reuniones y asambleas convocadas por el sindicato, un 20%, llamados a paros y huelgas por el sindicato, un 17%, por inasistencias de los alumnos, un 13%, por reuniones de la cooperativa, un 7%, talleres y otras actividades, un 5%, huelgas callejeras, un 3%, y otras razones, un 12%. Si a estos niveles de no docencia, le sumamos el promedio de docencia efectiva diaria que es de 2 horas, entonces se explica el hecho de que R.D. está entre los países que imparten menos horas efectivas de docencia al año.

Presenta, además,  la evidencia de que la evaluación docente no se realiza desde hace casi 20 años, entonces el docente tiende a descuidarse. No se ha fortalecido una cultura de la evaluación que debe ser un proceso permanente en el sistema, entendiendo que la labor educativa debe estar en constante retroalimentación y evolución.

Sobre el abandono y salida prematura de la educación secundaria, revela datos preocupantes, dice: “solo 1 de cada 2 jóvenes que ingresa a este nivel completa sus estudios”. Uno se pregunta: ¿y qué futuro le espera a un joven con escasa formación, sin orientación y sin recursos?; completa la evaluación secundaria consignando que “la calidad de los aprendizajes tampoco es la esperada”.

“El problema no ha sido no saber lo que hay que hacer, sino, no hacer lo que ya se sabe”, sentencia el documento.

Al inicio de un nuevo período de gobierno, del año escolar y de nuevo Ministro de Educación, valga la exhortación para que la VOLUNTAD DE HACER  sea puesta en marcha. YA.