Ultima Actualización: miércoles 28 junio 2017  •  04:09 AM
Un modelo educativo
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 11 agosto 2016

Por las redes sociales se difundió la información sobre  “El secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo”. Se trata de un país que invierte menos del 7% del PIB, sin embargo, es eficiente; especialmente si comparamos ese porcentaje con Cuba que invierte el 12,9 del PIB, o con Corea del Sur invierte en educación el 8%, un caso similar sucede en Israel cuya inversión en educación supera el 7%...
   
Otro aspecto que se acentúa noticia virtual es el horario anual para los estudiantes. A saber: “608 horas lectivas en primaria”, es decir, que resulta una de las más bajas, sobre todo en comparación con “las 875 en España”, y con las 1000 (mil por mil) que inició un ex-Ministro de Educación  de República Dominicana, y que hoy día, presumo, la cantidad de horas anuales para nuestros estudiantes es superior con la implementación de la tanda extendida. Es probable que nuestro sistema requiera de equis cantidad de horas, pero solamente cuando ellas están racionalmente distribuidas entre una cantidad de asignaturas y actividades cuyo fin sea la excelencia educativa del producto, es decir, los jóvenes estudiantes.
   
El país al que me refiero es: Finlandia. Una república situada al nordeste de Europa con 5,5 millones de habitantes para 303.899 km2. Ocupa el lugar 21 del PIB mundial. Es uno de los países menos corruptos del mundo y hace catorce años sustituyeron el sistema de provincias por el de regiones.
   
Ese sistema educativo finlandés fue estudiado por más de una década por el profesor español J. Melgarejo, quien lo dio a conocer, y el cual lo resumimos a continuación:
   
1.- Durante los primeros seis años de la primaria los niños tienen el mismo maestro. Hasta el quinto curso no hay calificaciones numéricas para no fomentar las competencias.
   
2.-  La educación es gratuita desde el preescolar hasta la universidad incluyendo las comidas, los libros y los materiales escolares.
   
3.- En Finlandia encajan tres estructuras: la familia, la escuela y los recursos socioculturales.
   
4.- El 80% de las familias van a la biblioteca durante el fin de semana. ¡El ochenta por ciento!
   
5.- Para ser maestro se requiere ser uno de los mejores profesionales del país. Se requiere además, una gran dosis de sensibilidad social. Las pruebas de selección son una de las más duras del país.  “Sólo entra en las facultades de educación gente con notas por encima de nueve, nueve y medio sobre diez”. Para ejercer la docencia “todos los maestros necesitan hacer una maestría”. Por eso es un Honor ser maestro en ese país.
   
6.- El salario básico promedio de un maestro de primaria es de US$34,000.00 (treinta y cuatro mil dólares). “Tú vales lo que sabes”.
   
7.- “Todo se basa en la confianza mutua y en la construcción de un consenso.  Cuando planteamos grandes reformas educativas, por ejemplo, siempre involucramos a los maestros y a los alumnos, no se trata de órdenes del gobierno que los educadores tienen que acatar, son reformas que hemos preparado juntos”.
   
Para que nuestro sistema funcione mejor, y se eleve a niveles cualitativos aceptables, pienso que como país debemos cumplir con algunos de esos puntos transcritos.