Ultima Actualización: jueves 16 agosto 2018  •  04:43 PM

Domingo Matías: "deben crearse políticas públicas que regulen el transporte público en Santiago"

Publicado por Redacción Externa  |  Café 55 |  jueves 4 agosto 2016

DIARIO55, SANTIAGO.- El secretario general del sindicato de Choferes Unidos de la Ruta K del transporte público de esta ciudad, Domingo Matías, señaló que las cosas deben cambiar en el tránsito en Santiago.

El dirigente choferil apunto que debe buscarse una pronta solución al caos vehicular que hay en el centro de la ciudad

Al participar como invitado en El Café de Diario55 de este jueves, Matías indico que desde su punto de vista, debe retomarse el sistema de parqueos en el casco urbano de Santiago, pero que el mismo no sea manejado por empresas privadas.

Sostuvo que es necesario que haya un control con relación a las rutas de transporte público y que para ello es que deben establecerse leyes y sobre todo cumplirlas.   

Al ser cuestionado en torno a la efectividad del concho, dijo que este sistema de transporte es una tradición y un conglomerado social y señaló que más de 80 mil personas en esta ciudad de Santiago, se benefician de ese sector por lo que cree el mismo no desaparecerá en estos momentos, pero que no está exento a un cambio.

Con relación a los proyectos que pueden desarrollarse a fin de mejorar el sistema de transporte, entiende que con la creación de una escuela de educación se puede dar el primer paso, con el objetivo de que quien entre al sector choferil, sepa las reglas que debe cumplir y sobre todo, el servicio que debe brindar.

Domingo Matías aseguro que a pesar de todos los conflictos, el transporte público en Santiago continua siendo un ejemplo a seguir, en comparación con el de la capital, por la organización que cuenta.

En medio de la entrevista se le cuestionó sobre cómo ha funcionado el concho durante estos seis años de gestión del alcalde Gilberto Serulle, dijo que han ocurrido muchos inconvenientes y conflictos ya que se ha permitido de manera descontrolada, la extensión de rutas y el incremento de las franjas, lo que ha contribuido al caos en el casco urbano de Santiago.