Ultima Actualización: martes 21 noviembre 2017  •  08:40 PM
Nuevamente, el Estado como piñata
Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  viernes 15 julio 2016

 

EDITORIAL

                                         Nuevamente, el Estado como piñata

Los rejuegos en materia de aumento salarial a futuro en el Ayuntamiento de Santiago, y las fiestas de pensiones en otras instancias estatales, demuestra el profundo sentido de seguir usando el Estado como piñata por nuestros políticos.

La forma burda como los actuales ediles han procedió, para acomodarle el camino a los reelectos, a los nuevos y al próximo alcalde, demuestra la marrullería y complicidad, cuando se trata de servirse con la cuchara grande, en nuestras instituciones públicas.

Se habla incluso de pago a los ediles salientes para que aprueben ahora esa mordida a los exiguos fondos municipales, para que el escándalo sea ahora y no después del 16 de agosto.

Y parece que muchos de los salientes, con  tal de lograr unos cuantos pesos más, son capaces de venderle el alma al diablo, para rematar con broche de oro un ejercicio que los dejó con una imagen terrible ante la opinión pública.

Esta gente con ese proceder  contribuye aún más a degradar el ejercicio de la política y le lleva una idea deformada a los jóvenes sobre esa actividad, tan importante y desde la cual se le puede servir mucho a la sociedad.

Estos periodos de transición, aunque hubo reelección casi en todo, salen a relucir con mayor crudeza estas podredumbres y traen a la memoria la piñata montada por los Sandinistas en Nicaragua, 1990 cuando perdieron el poder, que en buena tarde mancharon las glorias ganadas con sangre y lagrimas en la lucha por la liberación de esa nación.

Pero las cosas en nuestro país baten todos los records de la desvergüenza y esto que vemos en los ayuntamientos, comenzando por el de Santiago, debe generar una reacción colectiva para exigir respeto al patrimonio público, contra sus depredadores.