Ultima Actualización: domingo 8 diciembre 2019  •  03:20 PM

El ladrón arrepentido

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 6 julio 2016

La historia ha pasado como algo muy positivo, como el buen ladrón; aquel que junto a la cruz, crucificado con Cristo, el inocente, el que no había cometido ninguna injusticia, ni ningún mal. Aquel ladrón que decía, nosotros sufrimos esto porque no hemos actuado bien; sin embargo, este ladrón arrepentido pasa a la historia porque reconoce sus errores y sus defectos; aquel otro ladrón que no se arrepiente, no puede nunca recibir la misericordia de Dios, porque es necesario comenzar con el arrepentimiento.

La misericordia de Dios está siempre presente, el ladrón arrepentido la recibió; pero hay que volver a repetir, el que coge lo ajeno, termina tirado en la basura de la historia y termina mal. ¿Por qué? Porque si se arrepiente, será sacado del zafacón de la historia, pero si no se arrepiente, seguirá ahí. En cambio, el ladrón arrepentido pasa a ser el buen ladrón, y será recordado; el otro, el que no se arrepiente, el que coge lo ajeno y no lo reconoce, terminará olvidado de la historia y no será ni amado, ni reconocido.

Los dos ladrones crucificados con Cristo, nos muestran esas dos facetas de dos hombres que hicieron el mal, uno se arrepintió y el otro no.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.