Ultima Actualización: lunes 15 enero 2018  •  11:47 PM

Los militares a las calles, no es la solución

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  lunes 13 junio 2016

EDITORIAL

Los militares a las calles, no es la solución

Cuando los niveles de inseguridad con el desbordamiento de la delincuencia logran un pico muy elevado como ahora, los gobiernos, y este no ha sido la excepción, lanzan los militares a las calles a reforzar la policía para encarar el desafío.

Esa medida tiene una larga historia y siempre ha sido un fracaso, ya que solamente en los primeros días, posiblemente como un efecto sicológico, la delincuencia disminuye un poco, en lo que parece una retirada táctica de los antisociales para estudiar el terreno.

Pero al pasar el tiempo, que no es mucho lo que hay que esperar, el patrullaje cae y los delincuentes vuelven a la carga a cometer sus fechorías. Que de hecho ni siquiera esperan que los guardias vuelvan a sus fortalezas, sino que cambian las formas de actuar.

Como todos sabemos los militares no están entrenados para enfrentar la inseguridad ciudadana, su mentalidad y formación es en otra dirección, por lo que las altas instancias del poder deben buscar otras formas de enfrentar esta dura realidad.

Sabemos que establecer una política de seguridad que arroje resultados tangibles no se logra de la noche a la mañana, sino que un fenómeno que tiene causas profundamente estructurales, también requiere de respuestas de fondo y a largo plazo.

Son muchas las medidas que deben adoptarse para lograr una disminución en los hechos delictivos, comenzando por una profunda reforma policial y judicial, a la par de ir a las raíces económicas y sociales, que empujan tantos jóvenes a la delincuencia.

Pero de todos modos, sin hacernos ilusiones, ojalá que el aumento del patrullaje policial y militar sirva, al menos por un tiempo para disminuir las acciones delictivas que tienen esta sociedad al borde de la desesperación, mientras buscamos políticas que toquen el fono del problema.