Ultima Actualización: domingo 21 octubre 2018  •  02:14 PM

A Luís le hace falta capacidad de liderazgo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  jueves 19 mayo 2016

Hay personas que antes de la convención del Partido Revolucionario Moderno (PRM) llegaron a comentar que estaba parcializado a favor del ex Presidente Hipólito Mejía, algo totalmente desacertado, en virtud de que su gobierno, de manera personal y profesional, me castigó.

Entonces era y sigue siendo ilógico que respalde a un ex mandatario que dirigió un gobierno que podemos catalogar como un victimario, respecto a mi persona. ¡Pero eso no puede conducirme a negar sus virtudes!

Don Hipólito es un hombre de Estado y los países necesitan ser dirigidos por ese tipo de persona. Eso sería como que dijéramos que Leonel Fernández Reyna no es un hombre también de Estado. Y cuando decimos persona de Estado, es porque respetan sus leyes y sus formas.

¡Eso no ocurre en Luís Abinader! ¿Cómo es posible que un hombre que es candidato presidencial, porque todavía la Junta Central Electoral (JCE) no proclama a Danilo Medina como ganador,  ande por el territorio nacional incentivando protestas?

Cuando Hipólito Mejía perdió su intento de reelegirse en el año 2004, no esperó que la JCE dijera que Leonel Fernández ganó las elecciones, sino que el propio jefe de Estado se adelantó haciendo el anuncio de su derrota. ¡Qué diferentes son!

¡Eso es lo que hace fuerte a un verdadero demócrata! No es el de estar haciendo amenazas e incentivando a la violencia a sus masas que, por resultado de la mayoría, tendrán que esperar otros cuatro años  más para tratar de llegar al poder.

¡Los líderes están supuestos a conducir las masas políticas y sociales! Las impugnaciones son normales y están establecidas por la Ley, pero no en la forma cómo el PRM lo está haciendo.

 No se justifica que autoridades electorales tengan que abandonar sus funciones temerosas de ser agredidas por fanáticos políticos. El hecho de que Luís Abinader no reconozca al día de hoy su derrota, es porque está a la espera, algo insólito, de que el reconteo de votos va a cambiar el porcentaje actual que tiene el Presidente Medina, de más de un 60  por ciento.

Escribimos que parecía que todo estaba consumado y así fue. Sólo Abinader y su grupo podrían creerse que podían ganar las elecciones sin que una de las  encuestadoras diera como ganador a ese candidato presidencial.

Moléstese o no, quiérase o no, el país tiene que pensar tener como gobernantes, de todas las estructuras, a personas como el Presidente Medina, Hipólito Mejía, Leonel Fernández, Ramón Ventura Camejo, Margarita Cedeño, Reinaldo Pared Pérez, Hatuey De Camps, José Ramón Fadul, Francisco Javier, Amable Aristy Castro, el propio Federico Antún Batlle, Ito Bisonó, Miguel Vargas Maldonado y otros verdaderos creyentes del sistema democrático. Debemos agregar a Minou  Tavárez, con su postura, que respetamos, porque tiene un discurso que consideramos apropiado para la nación.

Es verdad que los votos observados puedan hacer variar el porcentaje de un ganador y terminar perdiendo. Pero eso debe hacerse dentro de lo normal. Si un candidato a una Alcaldía perdió por 200 votos, para poner un ejemplo, es apropiado que solicite el reconteo de los sufragios.

Pero si la derrota es de 60 por ciento a 35, ¿qué busca usted creando incertidumbres, provocando muertes, heridos,  golpeados y detenidos en protestas sin sentido?

Los que están protestando lo están haciendo porque recibieron instrucciones de sus líderes.

Un liderazgo irrespetuoso sólo tiene la de perder. ¡Hasta los propios patrocinadores privados los abandonan, porque observan que éstos están poniendo en peligro sus vidas y  propiedades!

Si las instituciones más respetadas, como son los observadores internacionales que pertenecen a la Organización de Estados Americanos (OEA), las Iglesias Católica y Evangélica, las asociaciones empresariales, comerciales, industriales y la mayoría de los sectores de la sociedad civil, están diciendo que las elecciones generales del país fueron limpias y transparentes, ¿qué busca Luís Abinader haciendo amenazas de que va a defender con uñas y dientes sus votos?

¡El pueblo ya habló a través de sus votos! ¡Ya no es tiempo para que se trate de llegar al poder a través de la violencia! Eso es parte de la historia.

Luís y el PRM debieron haber ganado nuevos votantes, después de las elecciones, si ellos hubiesen sabido manejar la situación. Pero es todo lo contrario. Quienes confiaron en Abinader y el PRM, con esa postura guerrerista, de desorden  y de incentivar a la violencia, estamos seguros de que la mayoría de ellos renunció de su apoyo para el futuro.

Las personas que pretenden dirigir Estados, deben tener la suficiente madurez para actuar en un determinado momento de crisis. Luís Abinader está demostrando que en sus manos pudieron un tesoro, llamado PRM, pero él no tiene capacidad para conducir a ese “barco”. Esa falta de capacidad nos hace pensar que esa organización política podría dividirse en pedacitos, si no sale un salvador.

El país sabe que Danilo Medina ganó las elecciones, pero  Abinader no tiene el coraje, que tuvo Mejía, para reconocer su derrota. ¡Esperamos que lo haga  lo más rápido posible, para que rescate algo de su terreno político perdido doble veces!

 

-Gracias por leernos.