Ultima Actualización: lunes 20 enero 2020  •  12:27 PM

Democracia en declive

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 9 mayo 2016

Recientemente, hablé de la Democracia brasileña, de cómo se quita gobiernos mediante tretas congresuales, sin importar lo cuestionados moralmente de sus congresistas, quienes se arrogan el derecho de revertir la voluntad popular.

Pero, analizando el informe de Latinobarómetro, sobre la Democracia en Las Américas, entiendo, por qué su declive vertiginoso, pues las dictaduras limitan libertades y derechos, pero en lo económico y social son más productivas.

Muchos ejemplos podríamos citar, pues hasta los más radicales adversarios de esos dictadores, admiten el buen desempeño de la economía en esos países, el caso Trujillo, en el nuestro, Augusto Pinochet, en Chile, entre otros.

Es un secreto a voces, el desencanto que los quisqueyanos vienen expresando sobre la Democracia, al ver, cómo de cada período gubernamental, un grupito sale muy bien, económica y socialmente, mientras la mayoría ve ensanchar la pobreza.

Y no es que añoren a Trujillo, ni a Balaguer, por citar dos, si no, que este sistema debería ser garante de una mejor distribución de riquezas, al mismo tiempo que ofrezca libertades, y justicia equilibrada para todos.

Es que aún, cuando la gente perdía la movilidad, libertad para expresarse, pero esa represión oficial era menos traumática que la impuesta por la delincuencia, en lo que respecta al Estado dominicano, y no es diferente en otros.

Podemos expresarnos libremente, vocear duro “abajo el gobierno”, pero la inseguridad nos roba el derecho de circulación, y a divertirnos, teniendo que pagar caro servicios no recibidos, u ofrecidos a media.

Entre los barómetros medidos, está la falta de confianza en las instituciones, sobre lo cual, el ciudadano tiene una pésima valoración, la más evidente señal de que la Democracia va en una pendiente alta, y resbaladiza.

Ahora, los pueblos no saben si desear una dictadura corrupta, criminal y represiva, o este liberalismo permisivo, capaz de dejar a los políticos robarse el Estado, sin que sean condenados, más que por el tribunal social.

Que en nombre de esas libertades, delincuentes se apoderan de los derechos elementales de las personas, quitando tantas vidas, como la dictadura misma, y cuidado si más, donde sus actos atemorizan a un grado mayor que esta última.

Sumado eso al Crimen Organizado, suicidios, y feminicidios, esto genera una cifra espantosa de crímenes. Me dirán que esos hechos ocurren en cualquier sistema, pero por ejemplo, en un trabajo publicado al regresar de La República Dominicana, denuncié la forma criminal de conducir cualquier tipo vehículo allí.

Que en franco desprecio por la vida, las megas obras construidas no toman en cuenta a la gente, para que si alguien decide suicidarse, por lo menos, encuentre una valla que se le interponga, como si en nombre de la Democracia les dieran cabida al suicidio.

Otro dato preocupante del informe, es el referente al sistema de Partidos, donde sólo un 30% de los americanos confía en él, mientras en las elecciones, un 47% sigue creyendo, y mucho me lo hallo.

Como los sistemas económicos pueden renovarse, y desaparecer, el político con su  Democracia, puede estar dando muestra de llegar a su fin, quizás para dar paso a otro menos dictatorial, menos corrupto, y menos permisivo. La insatisfacción de Las Américas con esta es un claro indicativo de que ya perdió su esencia.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09