Ultima Actualización: viernes 3 abril 2020  •  10:30 PM

La USAID se está pasando de la raya

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  viernes 4 marzo 2016

Ha generado un revuelo político la afirmación de la agencia, de supuesta cooperación norteamericana conocida como la USAID, sobre su disposición a respaldar económicamente a los candidatos que apoyen la comunidad gay en el país.

Su propuesta desconoce aspectos elementales de nuestra política interna, relativa al financiamiento de los partidos políticos, que debe ser en base a fondos públicos o ayuda privadas nacionales.

Pero la cosa es más que la violación de nuestras leyes, ya que implica  asumir como política de estado, en este caso el norteamericano, para promover las relaciones entre parejas del mismo sexo.

Como si eso fuese un proyecto social, por encima de su carácter que debe ser una situación individual y limitada a las parejas adultas y acorde a la intimidad, de quienes tengan esas inclinaciones.

Es preocupante que desde la llegada a nuestro país de un embajador de la comunidad gay, se registre un esfuerzo denodado por promover esa forma de relaciones de parejas, que no encaja con nuestras tradiciones familiares.

Somos respetuosos de la preferencia sexual de las personas y opuestos a la discriminación, pero tampoco podemos aceptar pasivamente que a nuestra juventud se le quiera influenciar de muchas formas, para que se inclinen a esa forma de sexualidad.

Esta posición de la USAID debe ser rechazada por todos los sectores, especialmente por la clase política y pobre de aquel candidato que acepte recursos de ese organismo injerencista en nuestros asuntos internos. 

Como se sabe los sectores progresistas de este país y el mundo son los más tolerantes y respetuosos hacia esa comunidad, pero a la vez, los que por razones políticas e ideológicas están más distantes de la USAID y su gobierno patrocinador.

Creemos en consecuencia, que esa agencia no encontrará a quien darle dinero, pese a que en nuestro país, siempre hay muchos con las manos extendidas en busca de dadivas.