Ultima Actualización: miércoles 15 agosto 2018  •  07:00 PM

Cuba, Fidel, el Papa y Kirill

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 27 febrero 2016

El comandante cubano, el legendario Fidel Castro Ruz –el “criminal” y “dictador” más cruel y temido “de la bolita del mundo”,  claro para algunos que todavía piensan que quedan estupidos en esta tierra- ha vuelto a poner “el dedo sobre la llaga”, como casi siempre lo ha hecho.
   
Fidel ha escrito unas interesantes reflexiones –aunque breves en esta oportunidad- a proposito del historico encuentro que tuvo lugar por estos dias en isla caribena, entre el Obispo de Roma y el patriarca de Moscu y de toda Rusia.
   
Efectivamente, el jefe de la Iglesia Catolica en el mundo, el papa Francisco, y Su Santidad Kirill, se encontraron semanas atras en La Habana y sostuvieron un ameno y fraternal dialogo, lo que fue destacado por toda la prensa mundial. Hacia mas de mil anos que no ocurria un contacto directo entre un papa y un patriarca ortodoxo.
   
Cuba la capital de la unidad
Incluso Francisco – que quizas o sin quizas ha sido el mas progresista de los pontifices que ha tenido la Iglesia Catolica  en los ultimos tiempos- se mostro tan entusiasmado por esta reunion (que se atribuye a iniciativa de Raul) que incluso llego a proclamar: “Si sigue  asi, Cuba sera la capital de la unidad”.
  
 El Papa Francisco y el Patriarca Kiril no solo intercambiaron impresiones y ya! Sino que, al final, dieron a conocer una amplia declaracion conjunta en cuya introduccion especifica:

Por la voluntad de Dios Padre, de quien procede todo don, en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, con la ayuda del Espíritu Santo Consolador, nosotros, Francisco, Papa y Obispo de Roma, y Kiril, Patriarca de Moscú y Toda Rusia, reunimos hoy en La Habana. Damos gracias a Dios, glorificado en la Santísima Trinidad, por este encuentro, el primero en la historia.
  
 Con alegría, nos reunimos como hermanos en la fe cristiana que se encontraron para “hablar… personalmente” (2 Juan, 12), de corazón a corazón, y discutir las relaciones mutuas entre las Iglesias, los problemas palpitantes de nuestro rebaño y las perspectivas del desarrollo de la civilización humana.

Un documento sin desperdicio
   
El documento -en realidad- no tiene desperdicio pero es bastante extenso y por, lo tanto, se hace imposible que lo podamos insertar “in extenso”. Pero otro parrafito dice: En el mundo de hoy, multifacético y al mismo tiempo unido por el destino común, los católicos y los ortodoxos están llamados a colaborar fraternamente para anunciar el Evangelio de la salvación, dar testimonio común de la dignidad moral y la auténtica libertad humana, “para que el mundo crea” (Juan 17, 21).
 
  Este mundo, en el que se están socavando rápidamente los fundamentos morales de la existencia humana, espera de nosotros el fuerte testimonio cristiano en todos los ámbitos de la vida personal y social. ¿Podremos en la época crucial dar testimonio conjunto del Espíritu de la verdad? De esto depende, en gran medida, el futuro de la humanidad.
  
 La reflexion de Fidel
Pero volviendo a Fidel, el comandante no perdio tiempo y plasmo, en una de sus reflexiones mas recientes, su parecer sobre el encuentro de papa y el patriarca. El lider cubano destaco, en la misma, que luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos.
   
Trinchera recoge integra la reflexion del dirigente cubano, al que la prensa mediatica intenta denostar  muchas veces, llamandole inclusive “anciano”, “dictador” y utilizando otros epitetos peyorativos.
   
Lean esto y digannos si el comandante no esta todavia “enterito”:
   
Tristemente, casi todas las religiones han tenido que lamentar el hecho destructor de las guerras y sus terribles consecuencias. A esas tareas han tenido que dedicar las mayores energías. La singular importancia del encuentro entre el Papa Francisco y Su Santidad Kirill, en La Habana, es que ha suscitado la esperanza de los pueblos del mundo.
   
La paz ha sido el sueño dorado de la humanidad y anhelo de los pueblos en cada momento de la historia. Miles de armas nucleares penden sobre las cabezas de la humanidad. Impedir la más brutal de las guerras que puede desatarse, ha sido sin duda el objetivo fundamental del esfuerzo de los líderes religiosos de las iglesias dirigidas por hombres como el Papa Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia.
  
 Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos, cualesquiera que sean sus religiones o país de nacimiento, el color de su piel, su edad adulta o su juventud.(Hasta aqui).

Cualquier comentario sobra…seguimos en combate, hasta la victoria siempre!