Ultima Actualización: lunes 25 mayo 2020  •  09:48 AM

Bien por el IDAC, bien por la Policía!

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 16 enero 2016

Semanas atrás el vuelo comercial de Jet Blue 327 tipo A 320 -repleto de pasajeros- arribaba,  en horas de la madrugada, por el Aeropuerto Internacional del Cibao procedente desde el John F. Kennedy, de la ciudad de Nueva York.
   
En momentos en que descendía -para proceder al aterrizaje- haces de luces, proyectados desde la tierra, impactaron la aeronave,  lo que supuso  serios peligros para los ocupantes. Por suerte, estos nunca se enteraron de la situación.     De haberlo sabido, es casi seguro que el caos se hubiese apoderado de ellos enseguida.
   
Este detalle lo revela el Instituto Dominicano de Aviación Civil, conocido por sus siglas como el IDAC, en una denuncia que ha hecho pública en días pasados y que ha movido a serias preocupaciones a nivel de los distintos sectores nacionales.
   
Ocurre que elementos desaprensivos -diríamos que también irresponsables, inconscientes y sinvergüenzas- se dan a la nada envidiable tarea de  utilizar equipos de rayos laser para proyectarlos contra los aviones que aterrizan por este terminal aeroportuaria cibaeña.
 
 La denuncia paso -en su momento- prácticamente desapercibida. Es evidente, empero, que lo expuesto por la dirección del IDAC, encabezada por el doctor Alejandro Herrera, es algo para alarmar y buscar correctivos urgentes.
  
 Y esto debe hacerse antes de que tengamos que darnos “golpes en los pechos” ya que -si esta práctica se mantiene- estaríamos expuestos a que, en cualquier momento, pueda ocurrir una lamentable catástrofe.

Que no se ponga candado después que el robo haya sido cometido, como generalmente se acostumbra en nuestro país aunque -gracias a Dios- los cuerpos investigativos han actuado con rapidez en este caso.

LA POLICÍA ACTUA
No hace mucho leímos en la prensa dominicana que la Policía Nacional había detenido a un hombre que fue sorprendido mientras enfocaba  a una aeronave con un equipo de rayos laser.
   
La persona detenida fue identificada como Diego David Marte García, alias  Capital,  quien tiene residencia fijada en  la calle 21, del sector Valle Verde I, en Santiago. Hasta ahora desconocemos que habrá pasado con este individuo.

 Pero hay que suponer que -si ciertamente fue sorprendido en esta acción- la Policía lo tiene  a buen recaudo para evitar que vuelva a sus andanzas. Es más, sugerimos que si es así, hasta  boten las llaves de la cárcel donde esta para que deje de ser  irresponsable. Y para que este caso sirva de ejemplo a los demás que puedan estar en lo mismo.
   
De acuerdo con la Policía, Marte García fue apresado alrededor de las 7:00 de la noche cuando enfocaba la cabina de un avión comercial, con un dispositivo negro de rayos láser, que emitía una luz verde, mientras la aeronave hacía maniobras para aterrizar en la citada terminal.

ESTRECHAR LA VIGILANCIA

Ustedes se imaginan lo terrible que sería para la aeronavegación de República Dominicana -y las consecuencias que acarrearía para nuestro turismo- que , por una acción de este tipo, un avión sufra un accidente.
   
Las autoridades deben estrechar la vigilancia y dejar las cosas hasta ahí por el simple arresto de este hombre, porque nos imaginamos que deben de haber otros que se dedican a esto.
   
Hay que evitar a toda costa -y por cualquier medio- que la navegación aérea dominicana, que si no nos equivocamos es una de la más segura del mundo,  pueda verse afectada por una acción irresponsable e inconsecuente.
 
UNA AERONAVEGACIÓN SEGURA

A propósito hace bastante, pero bastante tiempo, que en RD no  se registra una tragedia aérea de importancia. No recuerdo la última vez que en nuestro país ocurrió un accidente de avión  Esto es señal de lo segura que es la aeronavegación dominicana. Entonces hay que seguir preservando la misma.
   
Espero, por tanto, vuelvo y reitero, que por el simple arresto del individuo a que hago mención en párrafos más arriba, las autoridades “se crucen de brazos” y den por cerrada esta denuncia del Instituto Dominicano de Aviación Civil.
  
 La vigilancia no puede ser de hoy, mañana y pasado solamente. Es necesario que se mantenga las 24 horas. Que no haya tregua para los irresponsables que se dedican a esta ilícita, peligrosa y abusiva práctica.

NO ES UN “JUEGO DE NINOS”

Esto no es ningún  “juego de niños”. Es algo sumamente grave ya que, mediante la misma, se pone en alto riesgo la vida de seres humanos…y de seres humanos inocentes!, que es más condenable todavía.

Aprovecho para felicitar al IDAC, en la persona de  su eficiente y dinámico director doctor Alejandro Herrera, por haber hecho pública esta denuncia ya que, al dar este paso, ha movido a las autoridades a actuar de inmediato para evitar, en el futuro, cualquier hecho bochornoso.
  
 El caso de que se arrestara -a los pocos días de darse a conocer la misma- a Marte García “in fraganti”,  es un claro y contundente indicativo de que la información proporcionada por la entidad que controla la aeronavegación en el país surtió sus efectos.

Pero, como dije, hay que continuar vigilando. Hay que mantener bien puestos los ojos sobre estos irresponsables de “marca mayor” que por una simple quizás “diversión”, juegan con la vida de seres humanos.
  
 Bien por el IDAC al hacer la denuncia. Bien por la Policía al actuar de inmediato. A seguir metiendo en cintura a estos desaprensivos, irresponsables e inconscientes, trátese de quienes se trate y  se toque a quienes se  tenga que tocar. Hay que actuar antes de que sea demasiado tarde, como dice la novela.
Seguimos en combate!