Ultima Actualización: viernes 15 noviembre 2019  •  01:16 PM

Nacimiento y Navidad

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 28 diciembre 2015

Algunos dirán, que en el presente titular cometo un delito gramatical, llamado redundancia, y no están lejos de la verdad, es más, les aseguro, sin temor a equivocarme, que están totalmente en lo cierto.

La palabra Navidad, proviene del Latín Nativitas, que significa nacimiento, pero no sé por qué, en esta temporada le decimos a los demás "feliz Navidad", como si hubiesen acabado de nacer.

Los reformadores dicen ofrecer estas fiestas en honor al nacimiento de Jesús, apodado el Cristo, como si ignorarán, que esta celebración viene desde siglos antes del nacimiento del hijo de María, lo que tumba esa teoría.

No se refieren al nacimiento del año, porque este inicia cada 1 de Enero, el primer mes del calendario asumido por el catolicismo. Esta fiesta deberá algún día ser utilizada para despertar el Cristo interno de los creyentes, en lugar adormecerlo.

La religiosidad no sólo nos venda para apartarnos del conocimiento de la ciencia y el saber, si no, que mediante el paganismo festivo, nos envuelve en la borrachera, de donde cuando logramos despertar, estamos aturdidos por la ignorancia.

Es así, como el mundo se ha llenado de una violencia irracional, donde para imponerles creencias a las personas no se recurre al convencimiento, pues este demanda de análisis, que sus teorías no soportaría mínimamente.

El avance de los pueblos es indetenible, y los que viven del negocio diocesano deberán ir pensando en sintonizar con la nueva corriente del nacimiento a la luz, pues de lo contrario, quedarán atrapados en la tiniebla, y estos revelados contra ellos. 

El papa Francisco, se quejó recientemente de la persecución a los cristianos, olvidando el pontífice, que también los cristianos persiguieron, y que como Ley de Causas y Efectos, tendrán que cosechar lo sembrado.

El mundo espera por una verdadera Natividad, pues sabe que ese Dios inventado no existe, y que la realidad es la de aquel que juzga a cada uno por sus actos, sin detenerse en nimiedades humanas y pseudos subjetivismo.  

El mensaje manipulador debe desaparecer, y dar paso al nacimiento que libera. Los discípulos de Allah y su Corán, podrán amedrentar mediante actos terroríficos y criminales, pero no impedirán el Nacimiento de esas ideas liberadoras, y terminarán rechazados juntos a su Dios de temor que han forjado.

En esta parte del mundo, deberíamos ir en la dirección de que estas fiestas sean para despertar el Cristo que nos han dormido mediante prédicas infundadas desde antes del nacimiento del hijo putativo de José.

El Dios en que se amparan para su dominación a los demás no es amado, si no, temido, por su crueldad, al aplicar castigos por errores humanos, los llamados "pecados". Ese Dios vengativo ha sustituido al amoroso, perdonador y misericordioso.

Si feliz Navidad significa felicitar por su nacimiento a los hijos de Dios, no sabemos cómo decirles a niños, jóvenes, adultos, y ancianos de Siria y otros pueblos secuestrados por la violencia religiosa y otros intereses globalizados.

La humanidad espera por una Navidad de la conciencia cristica, sin importar la temeridad de quienes intentan imponerle un Dios hecho a la medida de sus intereses. Gracias a Dios, que con la muerte no termina la vida, porque de ser así, el tremendismo religioso tendría mayor control sobre la humanidad.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09