Ultima Actualización: miércoles 23 mayo 2018  •  03:31 PM

No solo realidad de Dauri

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 20 octubre 2015

Las declaraciones emitidas por el raso Dauri Muñoz Martínez, ofreciendo declaraciones por las redes sociales ha causado un polvorín en todo el ámbito de la sociedad dominicana, que en su mayoría nacida luego de la dictadura, quizás no habían tenido la oportunidad de recordar algo similar, por lo que es propio de un precedente.  Haber tramitado esta queja pública a sus superiores o quien esté jerárquicamente por encima de este joven, no creemos que hubiese causado ningún resquemor, por lo que solamente le quedaba utilizar lo que ya es un hecho en este mundo, las famosas redes sociales, que se ha podido ver que son capaces de crear manifestaciones y hasta hacer temblar cualquier institución, siempre que va respaldado de una certeza, verdad y realidad palpable.
   
Lo dicho por este raso policial, no es nada nuevo y es algo que se vive a diario.   Al parecer es mejor que el “macuteo se convierta en una forma de compensación”, como bien lo establece en su video subido a las redes.  O de que por menos de 150 pesos un policía arriesga su vida para enfrentar a una delincuencia y un crimen organizado que maneja millones con la droga y la mafia.  Es preferible entonces seguir creyendo que el policía debe ser un sacrificado y aunque esta inmolación lo lleve a asumir, o aceptar ser un sicario por paga, o corromperse de la peor forma o aguantar.  
   
Pero no solamente Dauri con su revolucionaria, defendida y apoyada declaración, le ha puesto nombre y marbete a la situación calamitosa de la Policía Nacional, sino que ya el anterior Jefe de dicha institución,  el entonces, Mayor Gral Manuel Castro Castillo, indicaba en dos escenarios distintos, uno ante el desayuno Corripio, en enero de este año en curso, 2015 y el otro ante un fórum realizado por la FINJUS y el PNUD, realizado en el mes de julio de este mismo año, sobre la Reforma policial, en uno y otro, el mismo estableció lo siguiente y cito:
   
“Si, ocho décadas usando los mismos métodos tradicionales, represivos y reactivos con que fue creada, sin poner en vigencia la nueva filosofía de trabajo que demandan los tiempos, lo que no ha permitido producir su reforma, pero mucho menos el desarrollo de su capacidad para enfrentar con efectividad los avances del crimen organizado que afectan a la República Dominicana…”.   “… que ese nuevo modelo está encaminado a producir la ·reforma de hecho”, para dejar atrás la policía mediocre en la que no se puede confiar, a fin de crear la nueva policía de proximidad y resultados proactivos, que sea posible dar vida a la reforma policial que el pueblo exige y que tanto merece”.
   
En el almuerzo Corripio, indicó sobre los sueldos, en el mes de enero, lo siguiente: “La mayoría de los agentes policiales de quienes se espera un servicio eficiente y libre de acciones delictivas, devengan no más de US$200, US$225, menos que sus homólogos de Haití”. “Sus viáticos para desayuno, comida y cena son apenas de RD$12.00 (doce pesos) al día, nuestro vecino país reciben US$125 dólares por el mismo componente”.
   
Como pueden ver, esto de las condiciones y situación salarial, es algo que en este año se ha discutido bastante, por lo que no resulta extraño la exclamación justa y acorde del raso ya mencionado, que se ha atrevido hacer lo que muchos dentro de las filas policiales quisieran hacer.

Para finalizar, quiero hacer partícipe a ustedes lectores, el editorial publicado, en el periódico El Día, el pasado 14 de octubre, del veterano periodista, Rafael Molina Morillo, titulado: “Ahí está el dinero”;  puede servir para que desde el director de Planificación del Presupuesto, como a todo el gobierno y a los congresistas que manejarán dentro de poco el tema del presupuesto, pueden ver como un humilde ciudadano pudo sacar cuentas de que sí es posible hacer ahorro para mejorar las condiciones de la policía y que esto se traduzca en mayor seguridad como debe ser, al pueblo dominicano como realmente lo merece, y no como hoy lo padecemos, todo para no crear mayor “déficit fiscal” según los técnicos económicos del presupuesto del gobierno, que es la nueva excusa para no mejorar a la Policía Nacional.  Lean y cito:  “El director de Presupuesto, licenciado Luis Reyes Santos, ha dicho que el dinero disponible no alcanza para aumentar los míseros salarios que devengan los policías”.  “Esta declaración ha sido un rudo golpe para la gran masa de ciudadanos que consideran humillantes y abusivos los sueldos de aquellos que se juegan el pellejo para mantener dignamente el orden público”.
   
“Entre varias soluciones propuestas, la que más me ha gustado ha sido la sugerida por un estimado lector cuyo nombre no estoy autorizado a divulgar, pero a quien respaldo con todas mis fuerzas”.  “Si se quisiera mejorar los sueldos bases de los rasos, cabos y sargentos –dice- solo haría falta una voluntad política del Poder Ejecutivo para hacerlo; pero no acudiendo al comodín de incrementar el déficit fiscal del Presupuesto nacional, como sugiere el Director de Presupuesto”.  “Hay muchos recursos económicos que se malgastan para alimentar el parasitismo político”.
   
“Si se quiere mejorar los sueldos de los policías y militares –prosigue-se podrían tomar las siguientes medidas sin incrementar el proyecto de presupuesto; solo basta que el señor Presidente de la República someta un anteproyecto de ley anunciando lo siguiente:

“1. Reducción de un 5% de los salarios de empleados públicos que ganen entre RD$40,000 a RD$60,000 mensuales
“2. Reducción de un 10% de los salarios de empleados públicos que ganen de RD$61,000 en adelante. Recuérdese que hay funcionarios que devengan sobre el RD$1,000,000 mensualmente. “3. Reducción de un 10% de la asignación que entrega la Junta Central Electoral a los partidos políticos. “4. Cargar un peso (RD$1) a cada galón de todos los combustibles vendidos en el país. Yo tengo vehículo y consumo gas licuado de petróleo en mi casa, daría ese peso adicional con gusto.
   
“Otras medidas que se harían administrativamente serían: la eliminación de las aberraciones conocidas como cofresitos y barrilitos, las asignaciones para las “habichuelas con dulces”, para las Navidad y los Reyes. “Reducción del gasto de la publicidad estatal en un 50%, pues en eso se gasta una millonada mensual”.
   
“La economía obtenida se pasará al presupuesto de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas. Si realmente los que nos gobiernan están interesados en mejorar las condiciones de vida de nuestros hombres de armas, la idea está lanzada, atrévanse!!”.
  
Ya veremos en el conocimiento del presupuesto si hay realmente el interés por la seguridad ciudadana o seguirá primando la supuesta excusa de que mejorar las condiciones de la institución policial, significaría un perjuicio del “déficit fiscal.  
   
Como pueden ver, no solo es la realidad del raso Dauri Muñoz la afectada, ni la de los miles de miembros de la institución policial, sino que con ellos, todo un pueblo que espera y merece una mejor policía en mejores condiciones.