Ultima Actualización: lunes 3 agosto 2020  •  07:00 PM

Santiago, una ciudad en resiliencia

Publicado por Martín Domingo Genao  |  Opinión |  miércoles 24 junio 2015

Santiago es el municipio más municipio de la república. Es la metrópolis dominicana de mayor metabolismo urbano, y de intercambio económico y cultural con diversas ciudades de Haití, Estados Unidos y Centroamérica. Esta ciudad está mas cerca de Haití que Santo Domingo. Apenas 133 kilómetros separan a Santiago del límite territorial nacional, recibiendo cientos de miles de visitantes, turistas, estudiantes y trabajadores permanentes desde estas naciones. 
    
Es el municipio de los 158 municipios que más ha trabajado en planificación estratégica, ordenamiento territorial y en gestión de riesgos; aun tenemos que hacer mucho más, pero lo ejecutado no es poco. Además del histórico nivel de identidad y pertenencia que tienen los santiagueros por el desarrollo local, el interés de sus gobernantes y ciudadanos, ha sido precipitado por grandes fenómenos naturales que le han afectado, tales como desastrosas inundaciones, impactantes terremotos y grandes incendios. La ciudad a partir del año 1504 en menos 70 años fue ubicada en tres territorios diferentes. Siendo impactada por decenas de inundaciones y grandes terremotos en 1562, 1842 y 1946 y por un masivo incendio en 1863. 
    
Esas son algunas de las razones históricas que explican por qué la Alcaldía de Santiago y los ciudadanos organizados en el CDES y sus más de 68 organizaciones logran constituir importantes herramientas para desarrollar las capacidades de absorber catástrofes y perturbaciones urbanas con inteligencia social; pudiendo resurgir del conjunto de graves eventos que nos han afectado.  
    
Santiago hoy es una ciudad en proceso proactivo de organizar su resiliencia, pues la gestión del ayuntamiento y el CDES, ha logrado importantes avances institucionales que debemos resaltar. Somos la primera ciudad de la isla con un plan estratégico de desarrollo y un plan de ordenamiento territorial como agenda oficial, ambos fundamentados en un moderno laboratorio cartográfico con planos y estudios de microzonificación sísmica actualizados, con una masa crítica de técnicos y recursos humanos de calidad internacional certificada por el CIDEU de Barcelona. 
    
Tenemos el único ayuntamiento del país que ha creado un Instituto de Gestión de Riesgos (IGER) y una fundación que concentra especialistas en resiliencia y en materia de prevención, mitigación y respuesta.       

Con un fondo especial para reservarlo en las intervenciones en casos de desastres y con un programa de trabajo de educación ciudadana y levantamiento de estructuras públicas colectivas con riesgos estructurales. Los escasos recursos que transfiere el Poder Ejecutivo a los ayuntamientos, no han sido excusa para utilizar métodos costo-eficiente, y ejecutar un programa de obras con sentido de resiliencia derivado de un plan municipal que ha tratado de ser coherente con el plan estratégico y el plan de ordenamiento territorial. Todavía hay grandes desafíos como la basura, las vías y el transporte, pero creemos que puede existir la visión para resolverlos.  
    
Tenemos un ayuntamiento que apoya la creación de un organismo ciudadano de gestión de riesgo como la Corporación Ciudadana Santiago y la Unidad del PMR provincial que impulsa la Gobernación provincial y la Defensa Civil. Asimismo se apoya la ejecución del Primer Plan Maestro de Gestión de Cuencas en coordinación con CORAASAN para trabajar el agua potable y residual con visión integral, colocar colectores y plantas de tratamiento en áreas sin acceso generadoras de contaminación biológica y agroquímica del río Yaque y las subcuencas urbanas.     
    
En breve el ayuntamiento hará otra contribución a la resiliencia, al presentar en conjunto con el BID y su iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) y Consejo Estratégico de Santiago (CDES), un Plan de Acción para toda la ciudad y la metrópolis con la participación de los ayuntamientos del entorno y con una propuesta de operaciones urbanas de impacto en gestión de riesgos, adaptación al cambio climático y ordenamiento territorial metropolitano. 
    
Acciones concurrentes se están realizando también con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y el proyecto de adaptación al cambio climático. Por la gestión del Consejo Estratégico y la Alcaldía, Santiago se ha ganado la confianza de la mayoría de organismos internacionales que han visto en la ciudad, institucionalidad y transparencia en las acciones. Tres mesas de cooperación internacional por el desarrollo local, impulsadas por el CDES y el Ministerio de Planificación, Economía y Desarrollo (MEPyD) fueron una referencia clave para lo anterior.     
    
Este gran torrente de iniciativas atrajo la atención de la Fundación Rockefeller quien luego de un arduo trabajo realizado por el ayuntamiento y el Consejo Estratégico, seleccionó a Santiago de los Caballeros entre las 100 Ciudades del mundo que se apoyan en resiliencia. Fuimos seleccionados como ciudad, entre más de 330 aplicaciones, a partir de la disposición, capacidad y necesidad de ser parte de esta red mundial que enfrenta con inteligencia social los grandes desafíos urbanos del siglo XXI. En eso estamos.